jueves, 21 de julio de 2011

Constelaciones


Contrasté la dirección de la entrada con la que había escrita en la servilleta arrugada, saqué las dos llaves atadas al pequeño peluche rosado y abrí la puerta. Ya en el piso, avancé descalzo por el pasillo hasta su habitación, la única con la puerta abierta, y la encontré desnuda sobre las sábanas, profundamente dormida. Cuando vi el lápiz de ojos tirado en el suelo, al pie de la cama, me pasó por la cabeza devolverle la broma de la espuma de afeitar, sufrida noches atrás, en la pensión de techos altos. No pude resistirme. Lo recogí y fui uniendo con una línea, una a una, todas las pecas de su cuerpo. Trazos rectos y curvos enlazaban los minúsculos lunares que destacaban en su piel como estrellas en luna nueva. Poco a poco se fue formando un esbozo, impreciso, esquemático; luego pasó a ser algo más concreto, más definido, aunque todavía un tanto confuso. Cuando la línea oscura llegó a la última peca, se despertó. Nos quedamos los dos mirando el dibujo en su piel, ella decepcionada, yo aterrado. No debiste hacerlo, cariño, fueron las únicas palabras que pronunció mientras se vestía y recogía sus cosas. Desde entonces no la he vuelto a ver.

Imagen tomada de aquí

26 comentarios:

Rosa dijo...

Que bueno!!! Me quedo pensando en ese dibujo que le aterrorizó.

Besos desde el aire (Gracias)

Pedro Alonso dijo...

Me dejas intrigadísimo, Victor. No puedo imaginar que misterioso dibujo revelaría esa sucesión de lunares. Inquietante.

Un abrazo.

Maite dijo...

No sé, se me ocurre que pudiera ser una serpiente o un cuervo, no entiendo mucho de astronomía, nos has dejado a todos intrigados. Eso ya es un acierto.
Me gusta el desarrollo del relato, que deja pensando de qué se conocen, porque ella lo llama cariño y conoce la estancia. Sin embargo debe mirar la dirección en la servilleta, un micro con mucha intriga.
A mí (y es una opinión personalísima) me sobra "en la pensión de techos altos", tal vez sea un detalle importante, pero me parece que alarga la frase innecesariamente.
Abrazos!

Ezequiel Lavaca dijo...

Simplemente excelente!!!

montse dijo...

No importa lo que formasen las líneas al unir los lunares. Ha desvelado su secreto y eso ha roto la magia. Aunque suena a constelación virginal creo que no, que debe ser otra cosa. Intrigante y original.

No Comments dijo...

Imagino que lo de menos es lo que vio, simplemente desveló su secreto y eso fue invadir demasiado su intimidad.

Este micro Víctor se me hizo algo más espeso. Opinión personal.

Un saludo indio

Sandra Montelpare dijo...

Ah buenísimo!!!! sabés , me quedé colgada pensando en la mujer de Lot con este micro. Ah, qué cosa con los curiosos... Me encantó!

Esteban Dublín dijo...

Como en el cielo, se perdió esa constelación. Abrazo internacional.

Ana Laura dijo...

Qué bueno, qué bueno. Me ha gustado muchísimo.

Enmascarado dijo...

Muy intrigante el relato Victor. Entiendo que descubrió bien pronto algo que rompió esquemas. Por compensar una broma se quedó solo.
...Si es que hay quien no está `para bromas hombre.

Elysa dijo...

LLevo poquito por tu casa, pero lo que te puedo decir es que no voy a dejar de venir. Me gustan este tipo de micros donde el lector es provocado para imaginar. Y este da para imaginar mucho, mucho.

Besitos

Martín dijo...

Un final abierto que me dejó un poco desconcertado. Espero alguna pista para tratar de entender que había en ese dibujo. Muy intrigante! Un abrazo

Roberto dijo...

¿Eso que siento en la última frase es alivio?
Estupendo, muy muy bueno.

Maribel dijo...

Dios mío, tenía el universo encima de la cama. Me ha parecido un relato muy visual, cada trazo, cada unión de puntos la he vivido como en una película. Inquietante y hermoso.

Un abrazo.

Víctor dijo...

Gracias, Rosa. Si das con el dibujo, ya me dirás qué es. Abrazos.

Ni yo tampoco sé qué dibujo se forma, Pedro. Quizás ahí está la gracia. Abrazos.

Por partes, Maite. Pretendía dejar el micro en el aire, con ese toque de intriga que veo que muchos utilizan, y por lo visto parece que no quedó mal del todo. Sí, tiene el punto de intriga; intentaba mostrar una extraña relación: se conocen pero no de mucho, sus contactos son esporádicos, casuales... No sé si quedó muy bien. Y lo de la "pensión de altos techos", sí, quizás sobre, pero lo he puesto por algo personal. El germen de este micro nació en una pensión de altos techos, y no podría perdonarme no meter ese detalle ahí. Quizás el micro (para vosotros) ganaría, pero para mí seguro que perdería. Gracias, por tu sincera opinión, Maite. Un abrazo, y enhorabuena por el segundo lugar en la Inter, con semejante jurado.

Simplemente gracias, Ezequiel. Abrazos.

Por ahí van los tiros, Montse. Descubrir secretos y romper la magia... Casualmente la imagen es de la constelación de Virgo, aunque eso nada tiene que ver con el relato. Aunque también está ahí metido a propósito. Una abraçada.

Tienes razón, David, lo de menos es lo que vio. Gracias por tu opinión, se agradece. A ver si el próximo te gusta más. Un abrazo.

Ahora que lo dices, Sandra, sí que tiene algo de mujer de lot. Gracias y un abrazo.

Las estrellas no duran siempre, Esteban. Abrazos internacionales.

Pues muchas gracias, Laura. Me alegra que te gustara. Un abrazo.

Gracias por comentar, Enmascarado. Sí, ya no se puede tener sentido del humor. Abrazos.

Me alegra oír eso, Elysa. Y sí, creo que le daré más cancha a esos micros de intriga que necesitan un lector que los finalice. Un abrazo.

Lo siento, Martín. No hay pistas. Abrazos internacionales.

Pues no lo sé. Espero que sí, Roberto. Muchas gracias. Un abrazo.

Gracias, Maribel. Me alegra que te gustase. Un abrazo.

César Socorro dijo...

Muy original; intuía que lss pecas ocultaban algo.

Víctor dijo...

Gracias, César. Buena intuición la tuya. ¿Adivinaste qué ocultaban las pecas?

Un abrazo.

Maite dijo...

Totalmente de acuerdo, Víctor, los detalles son importantes, y más cuando son guiños para el propio autor, eso es como poner una marca de agua a un billete, se nota entonces que es el original ;)
Lograste la intriga, desde luego que sí.
Gracias por la felicitación. Un fuerte abrazo.

Anita Dinamita dijo...

Me encanta, lástima de juego, descubrió lo que no debía y se quedó sin la chica. Me ha parecido un juego precioso, por otra parte, unir los lunares con un lápiz de ojos, muy sensual, más en alguien que duerme.
Es un relato con mucho por donde pillarme.
Abrazos

Víctor dijo...

Lo que tú dices, Maite. No me pude reprimir mi guiño. Además, si no me hago guiños yo, ¿quién me los va a hacer? Abrazos.

Sí, tiene mucho de sensual, eso de ir uniendo lunares con lápiz de ojos, o con barra de labios, o con el índice... Y si duerme, todavía más. Me alegra que te gustara, Anita. Un abrazo.

Gingerale dijo...

Me enloquecen estos cuentos en los que la realidad camina en la cornisa de lo fantástico

Víctor dijo...

Un placer hacerte enloquecer, Gingeale. Ah, y que sepas que me encantó eso de "la cornisa de lo fantástico". Un abrazo y gracias por comentar.

Ricardo Álamo dijo...

A lo mejor en el cuerpo, en la piel de ella estaba escrito ese mismo fantástico microrrelato fantástico. Enhorabuena.

Víctor dijo...

Esa sería una excelente manera de redondear el micro, Ricardo. Un abrazo y gracias por comentar.

Javier Alfaro Martínez dijo...

Sería la constelación:LAXA MANTA (ENTRADA A LA OSCURIDAD), Argo Navis. La que vio dibujada en su piel?

Esta constelación está ligada a Creencias y supersticiones. Por esta entrada, las almas de los muertos ingresan al mundo de abajo.

A el le dio terror entrar, por eso la decepción de ella.

Podría ser?

Buena intriga en la que me has dejado, Víctor.

Saludos.

Víctor dijo...

Pues yo creo que es Virgo, Javi. Aunque no estoy muy sguro. Investigaré eso de Laxa Manta, a ver si será eso.

Un abrazo.