martes, 19 de febrero de 2013

Vita brevis


Lleva horas durmiendo en su cunita como un ángel. Está rendido, el pobre. Esta mañana, muy temprano, se ha despertado en el asilo, ha cogido sus cosas, cuatro recuerdos mal contados, y se ha marchado al trabajo, donde ha descendido de jefe de sección a simple aprendiz. A mediodía, tras casarse con Eva, se ha matriculado en la universidad y a media tarde ya estaba en el colegio, sentado en su pupitre. Al anochecer ha cenado papilla y un poco de fruta y ha balbuceado algo incomprensible antes de quedarse frito. Aprovecharé este rato libre para salir y conocer a su futuro padre.

Microrrelato-Microcuento-Hiperbreve-Microrrelatos
Imagen tomada de aquí
Este microrrelato ha participado 
-sin éxito- 
en el Relatos en Cadena.


25 comentarios:

Anita Dinamita dijo...

Me gusta mucho el relato, y he pensado ¿y quién lo cuenta? Genial el final...
Un abrazo

Ximens dijo...

Pues a mí me gusta mucho esta regresión de 24 horas. Es como los recortes. Has sabido fijar las situaciones precisas, hitos. Para ti mi aplauso, y por favor, no pongas "sin éxito" en los relatos que no se llevan el primer premio. Ni al revés. Tontunas mías.

Sara Lew dijo...

Para mí el éxito del relato radica en que es muy bueno. Y me gusta también esa inquietud que deja el final. ¿Quién lo observa, como dice Anita? Ahí comienza otro relato.
Un saludo.

Cabopá dijo...

La vida es muy corta y pasa rápidamente...Me gusta tu forma de enfocarla, amigo.

Besicos de alegría, por vivir.

Leonardo Dolengiewich dijo...

Me encantó, Víctor!
Me sorprendió el final, que va un poco más allá de la lógica del texto.
Un abrazo!

Nicolás Jarque dijo...

Víctor, una regresión literaria muy original y que escapa, quizás por eso no tuvo un mejor reconocimiento en el concurso, a los cánones infantiles que rigen REC.

Un abrazo.

Miguelángel Flores dijo...

Qué bueno, Victor. Me ha gustado especialmente ese final, donde sus progenitores quizá se conozcan para que él pueda nacer.

Un abrazo,

Víctor dijo...

Pues parece que lo cuenta la madre del abuelo-niño, Ana. Aunque, qué voy a contarte a ti si ya te diseccioné el relato ayer ;) Un abrazo.

Me alegra que te guste, Ximens. Un poco a lo Benjamin Button, sí. Y lo de sin éxito, aunque entiendo tu comentario, es una costumbre que no me puedo quitar de encima. Pero ojo, que el día que gano algo no pongo con éxito. Un abrazo.

Pues sí, Sara, ahí empieza otro relato, porque tener que buscar al futuro padre antes de que el bebé despierte no va a ser nada fácil, no. Un abrazo.

Si manejas los focos, Carmen, es más fácil enfocar de un buen modo la vida. Un abrazo.

Gracias, Leo. Sí, va un poco más allá de la lógica del texto, si es que tiene lógica. Un abrazo, crack.

¿Me vas a decir que no lo seleccionaron porque no había niños en el relato, Nicolás? Yo no lo creo. Pero bueno, a ver si en el próximo meto una guardería y lo gano ;) Un abrazo.

Gracias, Miguelángel. Y sí, más vale que encuentre al futuro progenitor, porque si no ve tú a saber cómo se levanta el anciano la noche siguiente... Un abrazo.

Pedro Sánchez Negreira dijo...

A raíz de un micro que me gustó tanto como este dejé escrito en un blog amigo que estas eran las piezas que me hacían dudar del funcionamiento del concurso; o -al menos- de que yo pueda interpretar los gustos de sus seleccionadores.

Me gusta mucho esta pieza, Víctor. Bien manejado el recurso de la regresión, aprovechando perfectamente la frase inicial y con un cierre de los buenos, buenos.

Un abrazo,

Víctor dijo...

Yo no dudo del funcionamiento del concurso, Pedro. Por suerte o por desgracia he participado como jurado en alguno y sé lo complicado que es. Ya te digo, a gustos colores. Participar implica aceptar el fallo del jurado, nos guste o no. Así que no me quejo, insisto y punto. De todos modos, la segunda parte de tu comentario es ya un premio. Un abrazo.

Juan Luis López dijo...

ya han hablado los maestros, así que yo diré que me encanta esta forma tuya de ver la vida, y sobre todo de escribirla.

Un abrazo!

Víctor dijo...

Muchas gracias, Juan Luis. A mí también me gusta cómo dibujas y pintas la vida. Un abrazo, maestro.

Paloma Hidalgo dijo...

El tiempo en tus manos, y en los corazones de los padres del protagonista: bravo Víctor. Me ha gustado mucho el pedaleo constante y hacia atrás de tu relato.
Un abrazo

Víctor dijo...

Muchas gracias, Paloma, me alegra que te gustara. Si no jugamos nosotros con el tiempo será él quien juegue con nosotros. Un abrazo y mucha suerte el jueves.

Laura dijo...

Buenos días Víctor, me gusta la regresión temporal rememorando una vida en un sólo día. De atrás hacia delante y con la mirada de quien lleva el sentido de la redacción, que no ha de ser otra que la madre.

Estoy de acuerdo con Ximens ¿sin éxito?... el éxito es algo muy pasajero y según cómo lo mires. Yo creo que es un buen micro y aquí queda mi comentario: hasta que muerte ...jaja...separe nuestros blogs...

un abrazo.

Miguel jiménez salvador dijo...

Qué vértigo Victor, ver pasar toda tu vida en barrena.
Me encanta el ritmo que le distes y el cierre circular.

Un abrazo.

Víctor dijo...

Me alegra que te gustara, Laura. La vida pasa muy rápido; a veces, en un solo día se termina. Incluso al revés. Y lo de sin éxito es una coletilla que no me puedo quitar de encima. Un abrazo, y gracias por pasarte por aquí.

Bienvenido a las Realidades Para Lelos, Miguel. Me alegra que te gustara el ritmo y el cierre. Gracias por comentar, y regresa cuando quieras: las puertas están abiertas. Un abrazo.

mundopalabras dijo...

Gracias por este espacio para compartir microrrelatos, es un apoyo a la literatura y lo compartiremos con los seguidores de mundopalabras.es. Nos gustaría dejaros un enlace a un libro que os puede servir de utilidad a todos los amantes de los microrrelatos: "63 claves para escribir buenos microrrelatos", en Amazon se encuentra disponible: http://www.amazon.es/claves-escribir-buenos-microrrelatos-ebook/dp/B00BNU18MK/ref=sr_1_1?ie=UTF8&qid=1362650898&sr=8-1. Saludos y gracias.

LA CASA ENCENDIDA dijo...

Sin éxito en rec, pero par amí es un ésito haberlo leído. Ma ha gustado mucho.
Besicos muchos.

Víctor dijo...

Mundopalabras, gracias por pasarte y por dejar algo de publi. Un saludo.

Pues si para ti es un éxito haberlo leído, La Casa Encendida, para mí es un éxito haberlo escrito. Un abrazo.

Anónimo dijo...

En mi humilde opinión no tiene demasiado mérito hacer un relato así donde lo más meritorio, que es el intercambio de unas palabras por otras (que sí, que están "cargadas" de significado, eso no lo niego), se ha copiado de otro texto.

Víctor dijo...

Señor Anónimo: me disculpará pero no entiendo su comentario. ¿Quizás se refería a otro relato? Si es así, dígalo y continuamos el debate. Un saludo.

Gemma dijo...

Buen micro, Víctor. Imposible no sonreír al llegar al final.
Besos

Víctor dijo...

Me alegra que te haya arrancado una sonrisa, Gemma. Aunque más le vale a la protagonista encontrar el padre de sus hijos, porque sino se va a liar la cosa... Te'n dec una. Una abraçada.

Francesc Barberá dijo...

Genial, como siempre, Víctor. Cuando he empezado a leerlo no esperaba que el texto tomaa ese cauce, me ha sorprendido gratamente. En cuanto a lo de Rec, creo que es muy difícil elegir entre casi mil microrrelatos, siempre se quedan fuera piezas tan buenas como esta. Un abrazo.