martes, 20 de mayo de 2014

Cárcel


Reunidos en sesión extraordinaria, el más veterano toma la palabra y advierte a los demás que hace ya mucho tiempo, demasiado, que no entra nadie nuevo. Se miran unos a otros, contrariados, y asienten en silencio. Prosigue con el recuerdo de aquellos tiempos, tan lejanos ya, en que dos o tres, pálidos y temblorosos, eran encarcelados cada semana. Rememora los juicios populares, las acusaciones y las coartadas, sin olvidar que la decisión del jurado pocas veces servía para conceder la libertad al reo. Se pregunta, aunque en realidad él no es el destinatario de la pregunta, si no se habrán olvidado de todos ellos, si no han sido abandonados a su suerte, a la espera de quién sabe qué, en este rincón umbroso. Los más violentos mascullan algunos insultos y amenazas. Ni siquiera ha organizado fiesta de aniversario de la cárcel este año, añade otro, y esa es la gota que hace colmar el vaso. Por unanimidad, cargados de razones y de odio, deciden venir a verme.
De nada sirve disculparme, contarles lo del largo traslado, la mudanza y la conexión intermitente. Ni lo de la falta de tiempo, los horarios imposibles y el difícil encaje a la nueva rutina. Tampoco explicarles que sigo realizando detenciones, aunque ya no encarcele a los sospechosos. Pero resulta inútil: todo les suena a excusa.
Destruye la cárcel o visítanos más a menudo, pero haz algo, gritan los microrrelatos al unísono, y regresan a través de un pliegue, una brecha o un agujero de gusano, a las celdas oscuras de este blog.


8 comentarios:

lilithduerme dijo...

...prefigurando un motín!

Carlos de la Parra dijo...

El antiguo método de ponerse a trabajando.

Carlos de la Parra dijo...

Errata; Léase :trabajar.

CARO GARCÍA dijo...

Ni siquiera ha organizado fiesta de aniversario de la cárcel este año, pero algunos lo celebramos igual, en silencio.

David Moreno (No Comments) dijo...

Me uno al motín, porque ya te vale yaaaaaaaaa

Bueno seguiremos en esta cárcel esperando nuevos clientes.

Un saludo indio
Mitakuye oyasin

Ximens dijo...

100, 98, 60, 67, 39, 1 Esta es tu secuencia de encarcelación en los últimos años. Supongo que todo blog tiene su vida, como toda actividad. Ahora facebook se traga muchos relatos, pero aquí están todos agrupados. No debes abandonar la publicación, los lectores son muy infieles. No se debe publicar mucho, el lector se cansa no tiene tiempo. A mi me encanta Pedro Herrero con su micro mensual, no me los pierdo. Lo importante es que sigas escribiendo.

Anita Dinamita dijo...

Oh, la la. Quiero la sentencia para clasificarla, darle un título, y todas esas cosas que yo hago, Víctor. Pero no cierres la cárcel, porfi, que nos gustas mucho (a mí y a unos cuantos más).
Una abraçada

Víctor dijo...

El motín ya se ha organizado, lilithduerme. El problema será cómo sofocarlo.

Ya veremos si sirve, Carlos. Motivos hay muchos.

Pues me alegra que algunos lo celebrarais, Caro. Me hubiera gustado asistir a la fiesta.

¿Más amotinados? Uf, David, qué miedo.

Ahí está el quid, Ximens. Me gusta el blog porque se accede más fácil a ellos, pero a veces se convierte en una carga, en un "hijo" que hay que alimentar. Quizás ya se ha hecho mayor y debe vivir su vida como quiera. Veremos.

Tú y tus sentencias, Ana. Ya te enviaré a los detenidos para que los juzgues.