jueves, 9 de marzo de 2017

Coraje


El joven sargento, kalashnikov en mano, ordena al grupo que se siente en el barrizal del patio y lanza una sola pregunta. Quién ha sido. De inmediato todos bajan la mirada, aterrados, cómplices. El sargento repite con fuerza las tres palabras, alargando la pausa entre ellas. En los focos de las torres de vigilancia puede verse cómo cae una lluvia fina y persistente. Uno de los detenidos se levanta despacio mientras busca la mirada de quien sujeta el arma. La mantiene fija, y sólo la aparta para observar la mano que se desliza para quitar el seguro, la culata de madera que se apoya en el hombro, el ojo izquierdo que se cierra en una mueca. Antes de que el dedo presione el gatillo otro preso del grupo se levanta. El sargento, extrañado, baja ligeramente el arma y la dirige hacia él. Y entonces se levanta otro, y otro, y otro más, hasta que al fin, todo el grupo, en pie, desafía con la mirada al sargento. Incapaz de soportar el peso de tantos pares de ojos, dispara una sola vez.



Este microrrelato ha resultado 
(categoría en lengua castellana)
del VI Concurso de La Microbiblioteca

4 comentarios:

Anita Dinamita dijo...

Pues no me extraña nada, me encanta. Sobre todo la cadencia del microrrelato, las pausas.
Felicidades, Víctor, y mi abraçada.

Víctor dijo...

Muchas gracias, hermanita. Y me alegra que te encante. Puntuar es como respirar, hay que hacerlo bien para no ahogarse.
Y gracias por la abraçada, aunque hoy era día para una aBARÇAda :)

Arantza Portabales dijo...

Yo creo que es un ganador anual. Muuuuy bueno

Víctor dijo...

Gracias, Arantza, aunque es demasiado pronto para hablar de ganadores anuales. Entre los finalistas ya hay alguno que me gusta, y además todavía faltan algunos finalistas mensuales más. Sea como sea, ganar una final mensual ya es un premiazo. Un abrazo.