viernes, 11 de junio de 2010

Ambivalencia oracional


Por favor, sea breve, dijo con amabilidad la prostituta al cliente, y al instante éste se marchó del dormitorio, arrepentido, sucio y con la libido por los suelos. Al rato, y esperando otra vez idéntico resultado, repitió la misma frase –remarcando la súplica- al proxeneta que acababa de entrar al dormitorio quitándose el cinturón para pedir explicaciones por lo ocurrido. Sin embargo, ni él ni su hebilla metálica entendían de educación ni de brevedad.

---------------------

Este microrrelato participó -sin éxito- en el concurso "Por favor sea breve"

23 comentarios:

Torcuato dijo...

Roza la obra maestra. Muy bueno.

Un abrazo

Maite dijo...

Un micro redondo, Víctor.

Un ABRAZO

myself dijo...

Me ha gustado mucho. Más que los anteriores. Voy a seguir visitándote si me permites.

Claudia Sánchez dijo...

... y de aquí se desprenden los famosos contextos.
¡Muy bueno Víctor!
Saludos!

No Comments dijo...

Tan buen micro como duro y cruel.

La lista de elegidos debe ser tremenda con la calidad de algunos de los descartados.

Un saludo indio

montse dijo...

Queda clara la ambivalencia.

Jesús Contreras dijo...

Duro y cruel, desde luego.

Saludos,

garbi24 dijo...

Pues es realmente bueno i supongo algunas veces real

Marcia, Ann, Karolina y La Voz dijo...

Muy bueno, me gustó la crudeza, jaja.

Saludos

Jesus Esnaola dijo...

Muy duro relato, Víctor. Tal vez es lo que lo hace poco concursable pero está muy bien.

Un abrazo

Lola Sanabria dijo...

Buen micro, sí señor.

Martín dijo...

Duro, pero muy muy bueno! Muy bueno Víctor. Un abrazo

Juan Vásquez dijo...

Menos mal era un cuento breve, así pude soportar la dureza.
Gracias por el micro

Anónimo dijo...

Microdrama en microespacio, para mí macroconseguido.

Saludo!

R.A.

Alberto Flecha dijo...

Es muy bueno, Víctor. No es una historia sorprendente, pero es tu forma de contarla la que la hace transmitir esa sensación de brutalidad que queda resonando por dentro... Enhorabuena.

Herman dijo...

A mí también me ha gustado, Víctor. El nivel del concurso ha debido ser muy alto para que no te lo seleccionaran. Un abrazo

Víctor dijo...

Sin exagerar, Torcuato, que no fue escogido entre los veinte mejores. Un saludo.

Redondo, y cruel, Maite. Un saludo.

Benvinguda a les Realidades para Lelos, Myself. I tant que et permeto seguir visitant-me, i si vols comentar en català, cap problema. Una abraçada.

Eso mismo, Claudia. Una misma frase jamás vuelve a ser una misma frase. Un abrazo.

David, tengo ya unas ganas de leer los finalistas... Saludos.

Víctor dijo...

Claríssima queda la ambivalència, Montse, claríssima. Gràcies per la visita i el comentari. Una abraçada.

Duro y cruel, sí, Jesús, pero real también. Un saludo.

És més real del que podria semblar, Garbi. Ah, i pots comentar en català, cap problema. Per cert, se t'ha colat una "i" llatina i t'he descobert. Una abraçada i gràcies per la visita i el comentari.

Me alegro que os gustara, Marcia y compañía. ¿Te gustó la crudeza? ¿Os va el masoquismo? Saludos a todas.

Supongo que es poco "concursable" por la crudeza que muestra, pero las obras literarias no deben juzgarse por criterios morales sino por criterios estéticos (Wilde dixit). Un saludo.

Víctor dijo...

Me alegro que te gustara, Lola. Un placer recibir tu visita. Saludos.

¿Por qué no estaréis nunca vosotros entre los miembros del jurado, Martín? Todos los micros que no ganan los consideráis muy buenos. Poca suerte que tengo... Un abrazo.

Bienvenido, Juan. Lo duro, si breve, dos veces... ¿soportable? Un saludo.

Muchas gracias, Rosana. Sigo rastreándote por la red y cada vez pienso que deberías abrir ya un blog y mostrarnos todo eso que esperamos leer. Hazlo por nosotros. Un macroabrazo.

Gracias, Alberto. Auqneu me apena que la historia no sea "sorprendente". Cosas como esa deberían causar sorpresa y no ser el pan de cada día. Un saludo.

Pues no sé cómo fue el nivel, Herman, pero tengo muchas ganas de leer los seleccionados. Un placer tenerte por aquí y espero volver a verte. Un saludo.

Bletisa dijo...

Siempre he querido escribir cosas así.
En fin, me conformaré con leerlas.
Un placer descubrir este sitio.

Víctor dijo...

Bienvenida a las Realidades para Lelos, Bletisa, y gracias por el comentario. No te conformes con leerlas, si lo que deseas es escribirlas tú misma. El conformismo es fatal, y el mayor riesgo es no arriesgar. Un saludo y espero volver a verte por aquí.

Miguel dijo...

Hay algo tan duro como la vida misma.
Genial, Víctor.

Miguel.

Víctor dijo...

Y sin embargo, tan habitual, Miguel. Un abrazo.