jueves, 3 de junio de 2010

"Libertad de expresión" en "La Comunidad Inconfesable"




El microrrelato inédito “Libertad de expresión” ha sido incluido en el número 15 de la revista electrónica “La Comunidad Inconfesable


Libertad de expresión

Todavía recuerdo el día en que un lector abrió nuestro libro y nos descubrió a todas celebrando una reunión en un rincón de la página, mezcladas, totalmente distraídas. Se frotó los ojos, extrañado, durante un par de segundos. Cuando los volvió a abrir ya habíamos recuperado nuestra posición habitual, ya ocupábamos de nuevo nuestro sitio en el renglón que nos correspondía. Por suerte pudimos actuar rápido. Cerró el libro, creyendo que había sufrido una leve alucinación, y de ese modo pudimos conservar nuestro secreto.


Podéis echarle un vistazo a la revista aquí.


17 comentarios:

Víctor dijo...

Pido disculpas a los que ya habéis dejado antes el comentario (Martín, Jesus, Elisa, Maite, Torcuato, Indio, Isabel y Anonima Mente) y quizás os sorprenda no encontrarlo ahora. Por culpa de mi inexperiencia, me ha surgido un problema con esta entrada y el único modo de solucionarlo ha sido borrándola y publicándola de nuevo. Espero que me lo sepáis perdonar. A mí también me gustaba más con los colores originales, Torcuato. No lo cambié, me lo cambiaron sin que yo pudiera hacer nada para evitarlo. Saludos a todos.

Anonima Mente dijo...

No pasa nada Víctor, es más me parece incluso "divertido" que las letras tengan la autonomía de desaparecer, en tu micro reorganizarse, y debas volver a publicarlo, yo creo que tienen esa libertad de expresión...

Pablo Gonz, autor de "Libertad" dijo...

La imagen de las letras reunidas en un rincón de la página es sencillamente inolvidable. Un gran hallazgo literario. Mi enhorabuena,
PABLO GONZ

Jesus Esnaola dijo...

No te preocupes Víctor, a mí me vas a decir que hasta hace poco no conseguía poner el mismo tipo de letra en dos post seguidos.
En resumen, no es mi tema de micros favorito pero te ha quedado genial.

Un abrazo

Jesús Contreras dijo...

Enhorabuena, Víctor.

Las palabras... necesitan movimiento. Es normal. El estatismo permanente aburre.

Saludos,

No Comments dijo...

No te preocupes, se vuelve a comentar.
Enhorabuena por la selección, es un micro como decía muy bueno.

Un saludo indio

Neogeminis dijo...

Me gustó!...además me encanta la idea de pensar que ahí dentro del libro las letras se arman solas! jejeje

Alberto Flecha dijo...

Como yo acabo de entrar, me quedo con lo que he visto y tengo que decir que me parece muy lírico. Le doy la razón a Pablo con lo de la imagen de las letras... Muy bonito, sí señor.

Claudia Sánchez dijo...

Y hablando de reuniones de letras, yo dejé las mías allí. No importa traigo algunas para acá. El magnífico relato bien lo merece. ¡Felicitaciones!
Besos

Maite dijo...

Vaya, vaya, sí que están revolucionarias las letras que en esta ocasión nos dejan mudos. Pero nos dan también la oportunidad de volver a expresarnos.

Pues amigo Víctor, lo dicho, que me ha gustado mucho la originalidad con la que has tratado este tema que podría haber resultado uno más sobre animaciones inanimadas, y no ha sido así. Y además el hecho de describir de esta forma la libertad de expresión, tiene cierto tono poético.

Enhorabuena.

Un abrazo

Isabel González dijo...

Disculpado querido amigo, como te iba diciendo... tiene su gracia que desaparezcan las letras de este relato deben estar reunidas, conspirando, (¿eh? ¿dónde están las letras?, ¡no puedo seguir escribiendo!...)

Torcuato dijo...

Ein. ¿Donde estoy?

No pasa ná. Tranqui.

Un abrazo.

Maribel dijo...

Felicidades por tu selección en la revista. Las letras, a la mínima ocasión, se revolucionan. No te fíes nunca de un libro cerrado. Buen micro.
Un saludo.

Naida dijo...

¡Pues felicitaciones! Muy bien merecida esa inclusión en la revista.
Ya creo saber qué hacen las letras de mis libros cuando no los estoy leyendo...

Víctor dijo...

Gracias por vuestros comentarios, que en algunos casos se hubieron de repetir. Saludos a todos.

Rufino U. Sánchez dijo...

Muchas felicidades.

Miguel dijo...

Siempre dando vida a lo que pensamos que es inanimado, pero me ha gustado eso de dar vida a las letras. ¿Qué estarían tramando?

Un abrazo


Miguel