jueves, 9 de septiembre de 2010

Cumpleaños


Tras pedir el deseo, cierro los ojos y soplo las velas del pastel de mi treinta aniversario. Cuando los abro de nuevo, las veo todas apagadas. Las dieciocho.


46 comentarios:

Patricia dijo...

Mi cumpleaños está próximo, haré el intento.
Un gusto leerte.

Saludos cordiales.

Sara dijo...

Ojalá que en mi próximo cumpleaños también vuelva a tener dieciocho.

Saludos.

Marcia, Ann, Karolina y La Voz dijo...

¿Tengo que esperar hasta los 30?, ¿no puede ser antes?

Saludos.

Belén dijo...

parece el comienzo de un nuevo cuento...

besicos

Juan Vásquez dijo...

Qué sorpresota! como la mayoría de tus cuentos!

montse dijo...

Tornar als 18 després de passar un segle....

Salut i per mols anys!!!!

carlos de la parra dijo...

Éste es un sueno de sueños, solo superado si te vas de los 70 a los 18, verás con el tiempo que tener treinta es también como vivir en un sueño, aunque a veces en ése momento no te das cuenta.

Maite dijo...

Un micro visualmente rápido. Al leerlo te imaginas en un abrir y cerrar de ojos cumplido el deseo. Yo lo llamaría deseo exprés :-D

No Comments dijo...

¡Qué rápido se cumplen tus deseos! jeje
Creo que en el próximo, lo intentaré también...

Un saludo indio

Araceli Esteves dijo...

Te ha salido un círculo perfecto. Menudo susto si todos los deseos se cumplieran a esta velocidad.

Anita Dinamita dijo...

Estupendo! y con 28 palabras... si pones dos más, cierras los ojos y el micro tiene 18 ¿no?
Yo no volvía a los 18 ni loca!!! quizá al cuerpo si, pero no estoy segura

Gotzon dijo...

Jo que suerte... aunque yo (personalmente) pediría alguna otra cosa...

Buen micro Victor.

Propílogo dijo...

Buuuuueeeenoooo. Muy bueno. Círculo perfecto. Y da juego para mucho... ¿Y si el deseo no se ha cumplido? ¿ si quieres volver atrás para cambiar algo y, a pesar de volver no lo puedes cambiar? ¿Y si vuelves para estar con alguien que no ha podido retroceder?
Lo apunto en mi lista de micros inspiradores. Es un filón. Gracias.
Saludos.
P.

Torcuato dijo...

Un 10 maestro.
Un abrazo.

BB dijo...

Ya en mi torta no caben las velas y para que quedaran sólo dieciocho, tendría que usar un fuelle...
Felices dieciocho, querido amigo
BB

Sapia dijo...

Solamente una pega al micro. el deseo. Yo no cambio mis 31 por los 18, de aquí diez años ya veremos...
Felicitats

Liz dijo...

Corto pero preciso :D

Martín dijo...

Brillante! Me encanta cuando te metes con los hiperbreves. Felicitaciones! Me encantó. Un abrazo internacional

Pablo Gonz dijo...

¡Joder, qué micro más bueno! El cráneo se lo tiré el otro día a Propílogo así que, con toda delicadeza, me arranco las primeras vértebras y te las entrego. Son un regalo.
Un fuerte abrazo,
PABLO GONZ

Rosio dijo...

Volando cual Serafin, al cielo le puso aretes y mis años en 17 los convirtio el querubin...-Continuo la cancion de Monse-...
Uhhh... tal vez.
Muy bueno!

Un Poco Rara dijo...

Muy bueno! Simple y con sorpresivo final.
Voy a ver si lo pongo en práctica en mi próximo cumple, a ver qué pasa.

Herman dijo...

Me uno a lo que han dicho por aquí. Yo no volvería a los 18 ni loco. Pero estaría bien que en la realidad pudieran hacerse traslados temporales de ese tipo, incluso al futuro, para atisbarlo aunque sea. Un saludo cordial, Víctor.

sandro dijo...

Sorprendente! me encantó.

Esteban Dublín dijo...

Esos son deseos cumplidos. Me alegra mucho. Feliz cumpleaños, querido Víctor.

Víctor dijo...

Inténtalo, Patricia. Si te sale algo bueno, te parecerá mucho mejor. Un abrazo.

¿No tendrás diecisiete, Sara? Cuidado con lo que deseas, no vaya a ser que se cumpla. Un abrazo.

¿Entre las cuatro no sumáis treinta, Marcia y compañía? Otros tantos abrazos.

Más bien parece que ya se me acaba el cuento, Belén. Un abrazo.

No sé cómo tomármelo, Juan, pero te lo agradezco de todos modos ;) Un abrazo.

Eh, Montse, no et passis, que pel segle encara me'n falten alguns. Gràcies i una abraçada.

Víctor dijo...

Quizás tenga razón, Carlos. Si llego a los 70, te lo cuento, ¿ok? Un abrazo.

Me costó titularlo, Maite, y al final me quedé con lo más neutro posible. Un saludo.

Pues que haya suerte, Indio, a ver si los tuyos se cumplen tan rápido. Un saludo.

Por el bien de la humanidad, mejor que no se cumpla todo lo que pido, Araceli. Un abrazo.

Me gustó esa vuelta de tuerca, Anita, eso de contar las palabras. Si lo sé, lo alargo un poco y lo estira hasta las 30 palabras. Un abrazo.

Por pedir que no quede, Gotzon. Pero no te preocupes, el próximo año me vuelve a tocar deseo. Un abrazo.

Víctor dijo...

Sí, Propílogo, da bastante juego. Y por lo visto, a ti te abrió muchos interrogantes. Un saludo y gracias por apuntarlo a la lista. Si sacas algo del filón, házmelo saber.

No, Torcuato, lamentablemente un 30. Otro abrazo para ti.

Pues con un fuelle, pues, BB. Felices los que sean, mejor. Un abrazo.

Home, Sapia. Benvingut al bloc. D'aquí deu anys fijo que els canviem. Sense pensar-nos-ho. Però amb el cap d'ara, això sí. Gràcies.

Como tu comentario, Liz. Un abrazo.

Gracias, Martín. Va, le daré más a lo hiperbreve, si te convence. Un abrazo internacional.

Víctor dijo...

Hace poco ya me tiraste uno por las noches paralelas. Después se lo tiras a Propílogo (que sin duda se lo merece). ¿Cuántos cráneos tienes, Pablo? Me quedo con tus vértebras de todos modos. Porque... ¿alguna costilla suelta no tendrás por ahí, no? No soy dios, así que en lugar de fabricarme una Eva, quizás me prepare un suculento plato. Un abrazo, Pablo.

No sé de qué canción me hablas, Rosío, pero gracias por comentar, aunque no lo entienda. Saludos.

Inténtalo, Un Poco Rara. Por probar no pierdes nada. Saludos.

Quizás intente una segunda versión a la inversa, Javier. Me diste la idea. Un abrazo, gracias por pasarte por aquí y suerte con las Microtímias.

Gracias, Sandro. Me alegra que te gustara. Un abrazo.

Muchas gracias, Esteban. Aunque me falta un regalo: un ejemplar de esos Preludios tuyos que tantos éxitos van a proporcionarte. Un abrazo internacional.

Pablo Gonz dijo...

Tenía cinco pero ya no me queda ninguno. Es una lata vivir así, arrancándose cráneos, porque uno ya no se acuerda de a quién se los tiró pero la admiración me empuja a ello. Es un vicio como otro cualquiera. :)
En fin, Víctor, lo que importa es que hilas cada vez más fino y eso me alegra mucho.
Un abrazo,
P

Maribel dijo...

Eso sí que es un deseo, lo demás son tonterías. Ya sabes, lo bueno si breve...
Feliz fin de semana.

Víctor dijo...

No está nada mal eso de tener cinco cráneos, Pablo. O de haberlos tenido. Gracias por eso de hilar más fino. Hacemos lo que podemos (y más), ya sabes. Un abrazo.

Lo bueno si breve te deja con ganas, Maribel. Disfruta del tuyo tú también. Un abrazo.

Anónimo dijo...

Felicidades, los treinta son una edad muy buena. Le recomiendo al prota que vuelva a soplar y si no al año qUe viene.
Claro que si va a vivir los 18 pero con todo lo aprendido a los treinta años...la cosa cambia. ;)

Salut

R.A.

Jesus Esnaola dijo...

Muy bueno Víctor, menuda sorpresa; habría querido ver la cara del cumpleañero.

Un abrazo.

Claudia Sánchez dijo...

¡Excelente Víctor! ¡Qué buen regalo de cumpleaños nos dejas eh?
Espero que lo hayas pasado genial.
Besos,

santamaría dijo...

por poner un pero, la última frase queda un poco descolgada,pero me ha gustado.

Lola Sanabria dijo...

Estaría bien que se cumplieran los deseos, aunque depende de quién y qué formule, puede agradar o poner los pelos de punta.

Me gustó.

Víctor dijo...

Hombre, eso por supuesto, Rosana. Se vuelve con la cabeza de ahora. Si no no vale la pena. Un abrazo y muchas gracias.

Pues se me quedó cara de tonto, Jesus, pero no me quejo. Un abrazo.

Genial lo he pasado, Claudia. Un abrazo.

Santamaría, dejé la última frase así de descolgada, sólo un par de palabras, para remarcar el cambio de número. No sé si funcionó, pero a mí me convence. Un abrazo y gracias por comentar.

Tienes toda la razón del mundo, Lola. Por suerte, no se cumplen todos ni a todos. Un abrazo.

manuespada dijo...

Muy bueno, me ha encantado la idea y el desarrollo, en mi opinión te ha quedado muy redondo. La mezcla de lo cotidiano y la fantasía me apasiona.

Víctor dijo...

Me alegra que te guste, Manu. Y sí, a mí también me encanta la mezcla de realidad cotidiana y ficción. Un abrazo, Manu, y gracias por pasarte por aquí. Un abrazo.

Pablo de la Rúa dijo...

Hola Víctor, comparto la mayoría de las opiniones, así que no hay mucho más que decir. Aplausos.

Víctor dijo...

Gracias por los aplausos, Pablo. Y no te equivoques... siempre hay algo que añadir. Un abrazo.

Esteban Dublín dijo...

Estoy pensando en un pedido para España. Estoy esperando reunir un buen número. Un abrazo, amigo mío.

DANIEL SÁNCHEZ BONET dijo...

Muy redondo.
Un microrrelato de antología.

Víctor dijo...

A ese número ya puedes sumar uno para mí, Esteban. Y si no es mucho pedir, debidamente dedicado. Lo espero con ganas.

Gracias, Daniel. Me alegra escuchar eso. Y cuando seas antólogo, me alegrará todavía más.

Abrados internacionales a ambos.

antonio larrosa dijo...

La verdad es que en mi carnet de identida consta que tengo 74 años , pero dentro de mi hay un joven de veinte ,de todas formas nunca pude imaginarme de 18, ya me contara usted su sistema.

Clica sobre mi nombre

Víctor dijo...

El sistema, Antonio, es este:

http://realidadesparalelos.blogspot.com/2011/02/concesion.html

Un abrazo.