jueves, 5 de abril de 2012

Segunda jornada de microrrelatos indignados


Estos dos microrrelatos (publico dos, "Huelga general" e "Hipotecas", para compensar que no son inéditos) participan en la propuesta que Miguel Torija ha lanzado en su blog y que consiste en publicar, el primer jueves de cada mes, un MICRORRELATO INDIGNADO que denuncie el avance de la desigualdad social, las injusticias, los abusos de poder, las humillaciones colectivas, las corrupciones impunes o la desprotección social que en los últimos tiempos estamos padeciendo. Si quieres más info, pincha aquí





Huelga general

Cuando despertó, la reforma todavía estaba ahí.


Viñeta de Forges


Hipotecas

Sentado en la mesa de su despacho, el banquero carraspeó un par de veces, se disculpó, y continuó explicando las condiciones del préstamo a la joven pareja. Mientras les detallaba las cuotas mensuales, calló en seco, como falto de aire, y cubriéndose la boca con el puño cerrado tosió con fuerza repetidas veces. Pidió de nuevo perdón, bebió un sorbo de agua y prosiguió con los pormenores del contrato. Sin embargo, una tos profunda, asfixiante, le obligó a dejar la frase a medias, justo cuando hacía las aclaraciones pertinentes acerca de los intereses. Enrojeció, se quedó sin aire y cayó fulminado a los pies de la pareja.
El forense, tras extraer de la garganta tres asteriscos y un puñado de letras minúsculas, confirmó la muerte por asfixia.



17 comentarios:

Rosa dijo...

El primero me ha hecho soltar una carcajada...
Es lo que tiene la letra pequeña, que se suele atragantar...

Besos indignados desde el aire

carmen dijo...

Buenos días: el primero me ha puesto una sonrisota enorme; el segundo me ha encantado: si esto pudiese ser realidad, creo que acabaríamos con las hipotecas estafadoras en un pis-pás.
Enhorabuena, sí señor.
Muchos besos y un abrazo gallego!

Adrián dijo...

Simpático homenaje a El dinosarurio, aunque en este caso, con la que está cayendo, dinosaurio y reforma sean sinónimos.
No sé si será por la viñeta que has incluido, pero al otro micro le he imaginado personajes de Forges.

Saludos.

Nicolás Jarque dijo...

Muy ingeniosos los dos microrrelatos. El primero es un homenaje al famoso microrrelato de Monterroso, que se actualiza de gran forma. Y el segundo me ha gustado por su disolución final.

A luchar contra la crisis.

Abrazos.

CARO GARCÍA dijo...

"Hipotecas" es uno de los mejores textos que leí en Realidades.
Es una muy buena sentencia para ese tipo de gente que, no sé cómo, ha logrado inmunizarse y hasta (me parece a veces) inmortalizarse.
Genial Víctor, como siempre.
Besos.

Ximens dijo...

Qué grande Monterroso. Creó una plantilla que has sabido utilizar perfectamente: dinosaurio, reforma, monstruo, miedo.
La viñeta del Forges lo resume todo: la ceguera.
Hipotecas. Ojala los asteriscos no se conviertan en balas. Por ahora, los asteriscos son vales canjeables en Cáritas.

Anita Dinamita dijo...

Recuerdo el primero, la reforma es como un enorme dinosaurio!!!
El segundo no lo recordaba y me alegra que lo hayas reciclado, ojalá se asfixiaran más por hacer la letra tan pequeña y tuvieran que ponerla bien grande.
Abrazos indignados

Susana Camps dijo...

Estupendo el primero, que leí en FB, y muy bueno el segundo también, que no conocía.
Abrazos

Cabopá dijo...

¡Hola!
Llego por aquí en la cascada de indignación

Te felicito por la brevedad del primero (dinosaurio al fondo)

El segundo me ha parecido de un ritmo impresionante y ese final mortal por los malditos asteriscos de las clausulas de cualquier contrato...

Besicos pancarteros.

David Moreno (No Comments) dijo...

Me gustó el segundo, y más la posibilidad de pensar que algún día se haga realidad y a más de uno se le atraganten los astericos...juaz

Un saludo indio
Mitakuye oyasin

Elysa dijo...

El primero muy bueno y el segundo aún mejor, ojalá fuera cierto y cada vez que se callan esa letra pequeña se asfixiaran.

Besitos

Víctor dijo...

Si te hizo reír el primero, Rosa, más de la mitad del mérito de de Monterroso. Yo solo lo manipulé un poco. Un abrazo.

Me alegra que te gustaran los relatos, Carmen. Y con los banqueros también acabaríamos. Abrazos y regresa cuando quieras.

Bien pensado eso de la sinonimia entre dinosaurio y reforma, Adrián. La viñeta de Forges iba relacionada con el primer micro, pero voy a leer el segundo imaginando que lo protagonizan personajes de Forges. Un abrazo, Nicolás, y a luchar.

Gracias, Caro. "Hipotecas" hace ya tiempo que estaba por aquí, pero como siempre llega gente nueva por el blog, me gusta ir rescatando textos antiguos. Un abrazo y felicidades atrasadas.

Ximens, si juntamos todas las versiones del dinosaurio habidas y por haber, nos sale un tocho que ríete tú de los de Follet. Un abrazo.

Lo recuerdas porque lo saqué en facebook hace muy poco, Ana. El segundo era algo más anterior. Pero es ficción, eh, no os penséis que quiero que se ahoguen los banqueros... Abrazos.

Entonces hice bien en reciclarlo, Susana. Muchas gracias y un abrazo.

Bienvenida, Carmen. Me alegra que te gustaran. Gracias por comentar. Regresa cuando quieras, las puertas están siempre abiertas. Un abrazo.

Qué malos sois, David, pero que malos sois. ¿Cómo podéis llegar a pensar eso? Saludos.

Muchas gracias, Elysa. Alguna asfixia más, ahora que se lleva eso de las participaciones preferentes, no estaría mal, no... Abrazos.

Miguel Torija dijo...

Gracias por participar,

Qué buen final. Las hipotecas no tendrían el mismo "encanto" ni el mismo sabor sin esos asteríscos.

Te esperamos en la última jornada.

Nos vemos en la alambrada.

CARO GARCÍA dijo...

Es cierto que hace tiempo que está en el blog, por eso ésta es la segunda vez que lo disfruto. El único texto de Realidades que me falta leer es "El crucero", que emigró buscando nuevos horizontes.
A las demás joyas ya las tengo atesoradas. Gracias por hacerlas brillar otra vez.
Felicidades aceptadas.
Besos.

Víctor dijo...

Gracias a ti por la propuesta, Miguel. La culpa de todo es de los asteriscos. Nos vemos en la última jornada, no lo dudes. Abrazos alambrados.

Por lo visto, Caro, hay algunos textos que están emigrando del blog en busca de un futuro mejor. Espero que lo encuentren para que se pueda volver a disfrutar de ellos. Un fuerte abrazo.

joseluis dijo...

El dinosaurio es cualquier cosa, el cuento, es la permanencia, aquello que no quiere irse, su constancia, sea la reforma, la puta crisis o los malechores que están en el gobierno.

Me ha encantado el del banquero. Ahora resulta que la letra pequeña está mantando incluso a los banqueros? Ojalá fuera así.

Un gusto indigando el leerte :-)

Víctor dijo...

El dinosaurio da para todo, sí. Y para más que eso. Y lo del banquero... bueno, es que me hace gracia que cada vez que sale la palabra "gratis" o "regalo" en un banco viene acompañada de un asterisco que la invalida o la matiza hasta su invalidación. Un abrazo, Joseluis, y bienvenido a las Realidades Para Lelos. Regresa cuando quieras,las puertas están abiertas.