miércoles, 21 de abril de 2010

Engorde animal


Hacinamos a esos seres en salas insalubres, privándoles de la libertad, y los atiborramos con sucedáneos alimentarios para que engorden al límite de su capacidad corporal.

Entonces, en lo que puede considerarse una fuga de la rutina o un acto de libertad, otros seres nos los comemos, amontonados en lugares carentes de higiene, y engordamos como animales.

22 comentarios:

Lunhe dijo...

La verdad es que vista así, la
humanidad es bastante deprimente

DANIEL SÁNCHEZ BONET dijo...

Buena reflexión en el micro, pero por debajo de tu nivel habitual, siento opinar así.

Eso sí, está bien rematado como de costumbre.

7

Claudia Sánchez dijo...

Es la cadena piramidal. También están quienes se alimentan de nosotros: las corporaciones. Y en la cima, unos diez o doce inteligentes que hacen dieta.

No Comments dijo...

Estoy con Daniel, buena reflexión aunque creo esta vez peor expresada que de costumbre.
La exigencia es mucha, lo sé.

Un saludo indio

Anónimo dijo...

Pues a mí me ha gustado, hay reflexión dentro del micro pero es un micro. Lo mismo soy una freakie.
Gente de renombre como la Shua o Merni, a veces escriben micros así...Esto es como la tónica,hay micros que gana releyendo, y eso, según los que saben, es bueno.

R.A.

Esteban Dublín dijo...

Yo, en cambio, creo que estás afinando la pluma. ¡Bien!

Anónimo dijo...

Huy, quise decir Merino(Jose María, no Merni :DDD
Joer y eso que es miércoles todavía...
R.A.

mariajesusparadela dijo...

Para que Evo Morales pueda decir lo que dijo...

Marcia, Ann, Karolina y La Voz dijo...

Muy buena reflexión, formamos parte de la cadena y gusanos nos comeran para seguir con el orden natural.

Saludos.

Martín dijo...

Víctor, coincido con Esteban en que creo que estás afinando tu pluma y pasando por un período de gran inspiración.
Sin embargo, quizás sea por el tema, pero no termine de descubrir la historia que querés contar. Aún así, creo que es una buena micro.
Un abrazo

dijo...

El pecat ens fa forat. O xulla, que, pel cas, ve a ser el mateix.

Anónimo dijo...

Una cosilla que no me di cuenta la primera vez, es una cuestión formal no narrativa. Creo que es privándoles de la libertad.

Salut

R.A.

Víctor dijo...

Sí que es deprimente, Lunhe, y eso que ésta no es su peor versión. Que nos pillen confesados... Un saludo.

No sientas opinar así, Daniel, si te gustan te gustan y si no te gustan no te gustan. Ningún problema. En mi defensa te diré que tanto en éste como en el anterior estuve probando con las estructuras del relato, de ahí que te parezca por debajo de mi nivel (que puede que lo esté, ojo). Un abrazo.

Muy bueno eso de los doce inteligentes en la cima que hacen dieta, Claudia. Un saludo.

Mejor que la exigencia sea mucha, Indio. De lo contrario, el nivel cae en picado. Un saludo.

Víctor dijo...

Me alegra que te guste, mi querida anónima. Jugué con la estructura, con la reflexión... y el resultado fue peor (¿diferente?)que al que estáis acostumbrados. Ah, y suerte que aclaraste lo de Merni, porque en el catálogo de la biblio no me venía ni uno con ese nombre. Y lo de "privar de" ya está cambiado. Un abrazo.

Me alegra que en ente caso lleves la contraria a la mayoría, Esteban. Seguiré -como tú dices- afinando la pluma. Un abrazo.

A veces es mejor callar que decir según que, Mariajesús. Y evidentemente no lo digo por ti... Un saludo.

Bien entendido el relato, Marcia y compañía. Siempre me dio un poco de repelús eso de ser el banquete de los gusanos... Un saludo.

Víctor dijo...

No la descubres, Martín, básicamente porque no hay historia detrás: sólo una confrontación de ideas, de estructuras, una simetría aparente. Gracias por el comentario, y un abrazo.

En canvi, Ló, d'altres sempre prims prims prims i morts de gana morts de gana... Potxons.

Viste con claridad en qué consistía el relato, Isabel. Se le pone una bisagra en el centro, se dobla, y se enfrentan. Y lo que falla, es también nuestro fallo como humanos. Una abraçada.

santamaría dijo...

estamos de espirales :)

manuespada dijo...

Es un micro reflexivo, basado más en la reflexión que en la historia, pero como bien dice RA, eso también lo hacen los grandes, en los micros cabe todo.

Miguel dijo...

Al final los que salen ganando son los gusanos.

Saludos

Jesus Esnaola dijo...

Coincido con algunos de los lectores, Víctor, en que es un buen microrrelato, muy bueno para mí. Te diré por qué: me ha desasosegado mucho y, no sé tú, pero yo escribo buscando hacer sentir algo al que me lee. Me has hecho sentir y no un sentimiento de los fáciles.
Muy bien por mi parte.

Víctor dijo...

Pues eso parece, Santamaría. Me encantan las espirales... Un saludo.

O sea... ¿una microrreflexión? Uf... esto de la microliteratura empieza a etiquetarse demasiado. Un saludo, Manu.

Pues sí, Miguel, pero sólo hasta que mueran y se conviertan en parto de otros gusanos. Vamos, lo de las espirales... Un saludo.

Muchas gracias, Jesús. Me alegra eso que dices. Y eso que no estaba del todo convencido con este relato. Un abrazo.

Miguel dijo...

La vida es una cadena alimenticía permamente, por lo que no se de que nos extrañamos.
Muy agudo al insertar una feflexión dentro de es micro sobre el trato de los animales.

Miguel

Víctor dijo...

Ahí estaba la gracia, Miguel, en contraponer las no tan distintas vidas de animales y humanos. Un saludo.