martes, 6 de abril de 2010

Apagón

-->
Este microrrelato ha emigrado del blog en busca de un futuro mejor. Promete envíar carta cuando se haya aposentado en su nuevo hogar. Mucha suerte.

33 comentarios:

Pedro dijo...

Se ve que es amplio el pisito, bien iluminado, la zona muy tranquila, ¿y de precio, qué tal?

Fernando Remitente. dijo...

"Encajado como una pieza de puzzle en la butaca"... ¡Genial! Qué rara es a veces la vida cotidiana.

Un saludo.

No Comments dijo...

Buen contraste, la oscuridad con la visión de la luz blanca al final del túnel...

Un saludo indio

Neogeminis dijo...

jejeje buenísimo!...estupendo miniguión para una peli!


Un abrazo!

Magah dijo...

He preferido pensar que no se trata de la muerta, sino de una esperanzadora manera de salir de una tristeza que lo ha dejado ciego, a tientas, tratando de vislumbrar una salida. El miedo siempre nos detiene.
Un abrazo!

Claudia Sánchez dijo...

Buenísimo Víctor! Ojalá todos muriéramos de esa forma. Total, la mayoría ya escuchamos sobre el túnel.
Saludos!

Esteban Dublín dijo...

Perfecto, Víctor. De los mejores cuentos que tienes. Un gran abrazo de felicitación.

DANIEL SÁNCHEZ BONET dijo...

felicitaciones en cuanto a la elaborada narración. Como microrrelato en sí no me sedujo tanto, aunque tiene un nivel muy alto de tensión y se resuelve bastante bien.
Creo que gana mucho al principio y que el final es bueno pero pierde en relación. Por lo demás, me gustó mucho.

En el blog hay ya una nueva entrevista, por si os interesa.

8

mariajesusparadela dijo...

En respuesta a Pedro, creo que de excelente precio y con contrato definitivo.

Thrillerlife dijo...

A quién podrá llamar para que le restablezcan el servicio??
Muy bueno...
Suerte

Isabel González dijo...

Muy bueno Victor, me encantó

BLANCO dijo...

No hay peor ciego que el que quiere seguir siéndolo.

Pablo de la Rúa dijo...

Como te gustan los relatos siniestros, con luces y sombras, túneles y salidas que llevan hacia finales. Un abrazo.

Jesús Contreras dijo...

Esta historia tiene un gran suspense. Del final, aunque es bueno, esperaba un poquitín más. Es demasiado pedir, lo sé, pero imagino que es debido a que viví con gran tensión todo lo anterior.
Ah, y me gustó mucho esa imagen de "encajado como una pieza de puzzle en la butaca".

Un saludo.

Martín dijo...

Gran relato Víctor. Buena descripción de la muerte, casi como si la vida fuera un servicio público. Me gustó mucho. Un abrazo

hugo dijo...

Hola Víctor:

agradezco de tanto en tanto toparme con micros como este que acabo de leer.

un hecho que altera la cotidianidad abre el plano fantástico en el cual el protagonista continúa moviéndose para volver a restituir (o restituirse) la realidad que marca "la butaca".

me parece interesante tu planteo de la oscuridad.La instancia espacio/tiempo deviene en una suerte de "materia oscura" -algo que trae de cabeza a todos los CERN que "es fan i es desfan"-.
por otra parte, hacer sólo la lectura oscuridad = muerte me resulta un poco simplista.
no sé, igual al final del túnel se encuentra con la butaca y la tele encendida.

buen micro,

(sipasas por el blosss tengo una de "imbéciles").

salut,
hugo

Miguel dijo...

Una buena forma de irse de este mundo y de tratar el tema que tanto respeto nos ofrece: la muerte.
Me gusto mucho.
Un abrazo

Miguel

Un Poco Rara dijo...

Me encantó cómo lo resolviste, Víctor. Tanta incertidumbre y de repente paf!, tan claro y tan obvio.
Ojalá todos pudiéramos irnos así de bien.

El Griego dijo...

Vino una palabra cuando leí: Kafkiano. Ahora, ¿no se le habrá pasado el detalle de que metió los dedos en el enchufe, como era un poco pecador anduvo en en Limbo y recién ahora le abren una puerta de claridad?

Felicitaciones. Me ha gustado.

Víctor dijo...

Por lo que se ve, Pedro, el precio está de muerte. Un saludo.

Y tan rara, Fernando, y tan raro. Y lo más curioso es que a veces encajamos en ella. Saludos.

Gracias, Indio, una alegría "encontraste" por aquí. Un saludo.

Ahora sólo faltan los actores, el productor, maquilladora, atrezzo, cámaras, luces, postproducción... casi nada, Neogeminis, casi nada. Un saludo.

Víctor dijo...

Buena elección, Magah, aquí nadie dijo que se tratara de la muerte. Un saludo.

Hombre, no es mala manera de morir, Claudia. Y sí, muchos ya andamos sobre las vías. Un saludo.

Pues yo, Esteban, si te digo la verdad no estaba demasiado convencido de éste. Pero bueno, visto lo visto, me tendré que convencer. Otro abrazo para ti.

Sí, el final quizás se me precipitó, se me fue de las manos. Me alegro que te gustara. Un saludo.

Víctor dijo...

Así es, Mariajesús. Y los gastos de comunidad los paga la familia. Un saludo.

Como no llame a la divinidad, lo tiene claro el tipo. Un saludo, Thrillerlife.

Me alegro, Isabel. Una abraçada.

Tú siempre tan sentencioso, Blanco. Un saludo.

Víctor dijo...

Sí, algo me gustan, Pablo. ¿Y a vosotros? Un abrazo.

Veo que no eres el único en eso del puzzle, Jesús. Sí, al final le falta algo, para equilibrarse con el resto. Lo revisaré. Un saludo.

Pues no lo planteé así, Martín, pero esa versión/interpretación que sacáis me parece buena. Un abrazo.

¿A "todos los CERN", Hugo? Perdona pero no lo entiendo. Repito que no planteé el relato como la muerte del prota. Tu final de encontrarse la tele y la butaca es muy bueno. Un saludo, y cuando tenga un momento me paso por tu blog.

Víctor dijo...

Me alegra que te gustara, Miguel. Cada uno elige su manera. Un saludo.

Un placer contertarte, Un Poco Rara. Me gustó esa manera de descibir el texto con eso de "tanta incertidumbre y de repente paf!". Un saludo.

Bienvenido a las Realidades para Lelos, Griego. Tu interpretación es una de las posibilidades que exiten. Un saludo y espero volver a verte por aquí.

hugo dijo...

Hola Víctor:

Respecto a tu duda, me refería tanto al Acelerador de Partículas de Ginebra, como sincrotrón ALBA de Cerdanyola. En ambos uno de los mayores retos es llegar a dilucidar la formación de la "materia oscura". Creo que el prota de tu micro se mueve en una instancia de "materia oscura" que niega toda concreción de Tiempo/Espacio tal como se piensa en la realidad verídica -que no la verosímil, como es tu caso-.

Respecto a mi observación sobre la muerte del prota de tu micro, era una forma de expresar mi casi perplejidad ante el concenso que se ha formado en casi todos los anteriores comentarios en dar por supuesto que este hombre moría. Yo desde el primer momento pensé y continúo pensando que es absurdo apresurar respuestas simplistas como que la oscuridad es la muerte y tira que te vas. No sé por qué los textos no pueden tener resoluciones fantásticas y que sean aceptadas como tal.
Para no enrrollarme más me remito, por ejemplo al Exemplo XI, de El Conde Lucanor -año 1335, más o menos-: De lo que contesció a un deán de Santiago con don Yllán, el grand maestro de Toledo.
-Exemplo que Borges pasó a prosa actual en Historia Universal de la Infamia- Hay allí unas perdices muy interesantes de interpretar.

salut,
hugo

manuespada dijo...

Me gusta este giro de fantasía que están tomando tus micros, se te da bien.

Víctor dijo...

Gracias por la aclaración, Hugo. En lo de la muerte tienes razón. A veces, escribo relatos pensando una cosa y los lectores los interpretan de otra. Pero eso no es malo, si funcionan de ambos modos. O de más. Y lo del "exemplo" de Lucanor reescrito por Borges, ya lo conocía. Buen relato, sin duda. Un saludo.

Pues tendré que explotarlo, Manu, ese filón de fantasía que dices. Un abrazo.

Walter dijo...

Interesantísimo Víctor!

Víctor dijo...

Hombre, Walter, qué sorpresa reencontrarte por aquí. Me alegra que te gustara. Un saludo y espero volver a verte pronto por las Realidades, ya que no tengo manera de seguirte desde que dejaste tu blog. ¿Estás en algún otro?

María Albertí dijo...

Me encantó el relato!, y Glups!, ¿no había una velita entre tanta oscuridad?, ¿realmente era el fin?

Víctor dijo...

Me n'alegro que t'agradés, Maria. I no, malauradament no hi havia cap espelmeta ni encenedor per treure'l de la foscor. I menys mal, perquè sinó me quedo sense conte. Una abraçada i gràcies per comentar.

Hector Ugalde UCH dijo...

¡Muy buen micro! :]
La luz al final del túnel bien podría ser la televisión. :]
¡mUCHos salUCHos de UCH! :]

Víctor dijo...

Pues no había caído en ello, Hector, pero buena posibiñidad apuntas... Un saludo.