martes, 4 de mayo de 2010

La plata no consuela


El fallo que acaba de cometer ha propiciado que se esfumaran de repente todas las posibilidades de conseguir la medalla de oro, la única que falta en su repleto palmarés. Ese triunfo hubiera significado sin duda el colofón a su carrera deportiva, porque tras esa final olímpica, como ya anunció a la prensa semanas antes, se retirará. Sólo dispone ya de dos disparos, insuficientes para superar la marca del tirador escandinavo. Es inútil dar en el blanco, de nada sirve ya acertar los dos platos de arcilla que aún le quedan. Mientras espera que los lancen, observa al ya seguro vencedor celebrando el triunfo matemático, fuera de la zona de seguridad, en un extremo del semicírculo de la cancha no muy alejado de la trayectoria que describen las balas. Nada puede evitar que su eterno rival se cuelgue el oro. ¿Nada?

El lanzaplatos arroja los dos últimos platillos al cielo y el tirador afina la puntería.

29 comentarios:

mariajesusparadela dijo...

Tampoco así tendrá el oro.

No Comments dijo...

Muy bueno Víctor, quizá yo hubiera condensado algo más la primera parte pero el final dice sin decir cuál va a ser el resultado.

Un saludo indio

manuespada dijo...

Está muy bien Víctor, aunque quizá quitaría el "¿Nada?"

DANIEL SÁNCHEZ BONET dijo...

Estoy de acuerdo con manuespada.

La idea, por otra parte, encaja perfectamente para un buen micro.

Quizá, alomejor también lo hubiera resumido un poquito más, para llegar antes al climax y aumentar la tensión. Creo que es te micro en tres líneas o cuatro ganaría. Pero es sólo una opinión.

8.5

marialuisa dijo...

Tu sigue diciendo que a mi me gustan todos, pero es que es muy bueno!!!!!!
genial

besos

Claudia Sánchez dijo...

Me gustó Víctor! Creo que el "¿Nada?" es necesario para quienes no están muy duchos con los micros.
Saludos!

Jesús Contreras dijo...

Dice sin decir. Quizá ese '¿Nada?' , como se comenta, se puede quitar; pero por lo demás no creo que sea necesario quitar ni añadir. Lo veo en su justa medida, por decirlo de alguna manera.

Un saludo.

Gotzon dijo...

-Yo tampoco quitaría nada,
-¿Nada?
-no, nada.

Conseguiría acertar el tiro??

Muy bueno. Saludos.

Jesus Esnaola dijo...

Yo tengo un problema de verosimilitud con este micro. No me creo que un deportista olímpico pueda hacer lo que se sugiere que hace nuestro tirador. Desde luego que podría haber razones que lo llevaran a hacerlo, pero aquí sólo se ve la derrota como motivo.
Por otro lado, puestos a quitar una palabra, quitaría "balas", ya que en tiro al plato no se disparan balas sino postas, espero no parecer un listillo, te lo digo para que no te lastre si lo mandas por ahí a concursear.

Un abrazo Víctor

Esteban Dublín dijo...

Wl ¿nada? tal vez hace demasiado evidente el final. Yo, personalmente, le echaría un poco de tijera, pero la idea me parece muy ingeniosa.

Neogeminis dijo...

jajjajajaa...no será un retiro muy honroso, pero por lo menos, habrá eliminado esa sonrisa triunfal del rostro del desgraciado! ajajajaja


Saludos!

hugo dijo...

Hola Víctor:

Primero, muchísimas gracias por los dos comentarios, tanto por el que dejaste en la Nave de los Locos como el que me dejaste en el blosss. Todos estamos con el remo y de galeote en alguna nave -ya, tiene ironía la cosa cuando el Segre va medio salido de madre-.

Respecto al micro.
Me gusta la tensión previa. Esa entrada en la realidad psicológica del protagonista que niega la derrota y es consecuente hasta el final. ¿Tal vez el "¿Nada?" resulte un poco dedundante? Si lo quitas no pasa nada, si lo dejas el lector confirmará su expectativa un segundo antes de la definición. Como te he comentado más de una vez es pecata minuta que no empece el resultado: un buen micro.

Finalmente, aquello de que "lo importante es competir" es una mentida com una casa de pagés. ¡Por supuesto que la plata ni consuela ni sirve! Cualquier deportista lo que quiere es ganar siempre, de lo contrario tendría que dedicarse...no sé, a escribir por ejemplo? (¡jejeje!).

nos leemos y nos escribimos

salut,
hugo

Arcangelo dijo...

¡Árbitro, eso es falta!

Creo que es todo un ejemplo de ritmo: ya se sabe lo que va a pasar desde que hablas del deporte del que se trata y aun así continuas leyendo.

Marcia, Ann, Karolina y La Voz dijo...

Yo opino que el "¿Nada?" es algo totalmente necesario, porque va dentro de la reflexión del deportista no del lector, es la pregunta que nos hacemos antes de aventarnos como el "¿estas seguro?", o "¿sabes lo que haces?" o algo similar, no importa la respuesta o lo que ocurra después (que la verdad mi mente voló tal vez más lejos de lo permitido a común y para mí el final si lo consoló), bueno, eso digo yo como resultado de el efecto que tuvo el relato en mi mente.

Muy bueno y saludos.

Baizabal dijo...

Estoy con los que opinan que ese "¿Nada?" podría omitirse y que el cuento podría prescindir de algunas líneas.

En sí me parece un buen microrrelato; y sí Víctor, ya había leído otros de tus microrrelatos antes de dejarte el comentario en el anterior, y sí son mucho mejores. También respecto a este.

Saludos.

Un Poco Rara dijo...

A mí me gustó. y no le quitaría el ¿Nada? sino lo que viene después. La sola pregunta es un final evidente.

Pablo de la Rúa dijo...

A mí también me gustó. Un abrazo.

BLANCO dijo...

El ser y el nada.

Valery dijo...

Y siempre decimos, no basta, si no, nos conformariamos. y eso nos haría mediocres, pero después nos volveríamos insaciables. Vaya dilema.

Me encantó tu blog, sigo leyendo.

Un beso.

Martín dijo...

Victor, la idea es muy buena! Me gusta mucho. Coincido con Esteban. Un poco de tijeras no le vendría nada mal. Un abrazo

Víctor dijo...

No pasa nada, Mariajesus. A veces no se desea únicamente el trinfo, sino la derrota del otro. Y eso sí lo puede conseguir ¿no? Un saludo.

Sí, Indio, quizás me alargué en el principio. Pero si pude decir sin decir, ya me contenta. Un saludo.

Gracias, Manu. Valoraré la propuesta. No eres el único que la hizo. Un saludo.

Es lo que pasa, Daniel, a veces se te alargan los micros sin querer. También anoto la propueta. Un abrazo.

Víctor dijo...

Eres un sol, Marialuisa. El día que me digas que no te gustó, será porque es horrendo. Un saludo.

Gracias, Claudia. Sigo pensando eso del "nada". Un abrao.

Lo mismo que a los demás, Jesús, sigo pensando en ese nada.

Muy original tu comentario, Gotzon. Tu pregunta, además, da para otro micro. Un abrazo.

Víctor dijo...

Veo que estás metido en el tema del tiro al plato, Jesús. Como habrás comprobado, yo no, pero como quería seguir un poco con la serie de "Olímpicos" (ver índice temático en la barra lateral) y me salió esa idea, pues la escribí del tirón. Lo reconozco: debí informarme más sobre ese deporte desconocido por mí. Luego, sí que hay un problema de verosimilitud, pero el dinosaurio de Monterroso tampoco es muy creíble ni verosímil, ¿no? De todos modos, quizás hubiera podido poner un trío amoroso de por medio, para justificar el acto. Y no, no pareces un listillo. Los comentarios -creo- tienen que servir para eso, para aportar. Un abrazo.

Gracias, Esteban. Veremos si le doy unos retoques. Un abrazo.

Neogeminis, muchas veces sólo buscamos eso. Un saludo.

Joder, Hugo, como te informas para tus comentarios. Si parece que vivas aquí, en la casa de al lado... Sobre el nada pienso como todos vosotros: es decir, la mitad de mi quiere quitarlo y la otra mitad no. Ya ves, qué dilema. Lo importante es participar, y que los otros pierdan, dejeron una vez en un comentario. Por cierto, buenísimo esto: "¡Por supuesto que la plata ni consuela ni sirve! Cualquier deportista lo que quiere es ganar siempre, de lo contrario tendría que dedicarse...no sé, a escribir por ejemplo?" Un abrazo, Hugo.

Víctor dijo...

Pues me gusta que te ocurriera eso, Arcangelo. Hace poco leí un texto así (que sabía cómo iba a acabar pero quería ver cómo lo resolvía el escritor) y me gustó. Un saludo.

Otra opinión para equiparar más los sí y los nos del nada. Me alegro que os gustara, Marcia y compañía. Un saludo.

Hace días que no escribo uno de esosmicros que me dejan satisfecho durante días, Baizabal. Pero nada, ya saldrá... Perseverancia. Un saludo.

Tu final tampoco está nada mal, Un poco rara. Pero, ufff... ya sólo me faltaba otra posibilidad, con lo indeciso que estoy. Un saludo.

Víctor dijo...

Me alegra que te gustara, Pablo. Un saludo.

Buen título sastreriano para el cuento, Blanco. Un saludo.

Bienvenida a las Realidades para lelos, Valery.Me alegra que te gusten los textos que hay por aquí. Gracias por comentar y espero verte de nuevo por aquí. Un saludo.

Me lo apunto, Martín. Veré qué puedo hacerle. Un abrazo.

Walter dijo...

Buenísimo Vítor. Hacía un par de días que no me daba una vuelta por acá y me puse a leer los microrrelatos que tenía atrasados. Me cautivó el final de éste.

Víctor dijo...

Gracias, Walter. La verdad es que no es uno de los mejores, aunque la idea tiene su gracia. Me alegra que te gustara el final. Saludos.

Miguel dijo...

¿Cuántas cosas puede hacerse para ser ganador? La ambición no tiene limites al igual que la adicción a tus micros, Víctor.

Un abrazo

Miguel

Víctor dijo...

¿La adicción a mis micros, Miguel? Jejejej, me hizo gracia la expesión. Un abrazo y gracias por comentar.