jueves, 6 de mayo de 2010

Vacaciones


Cansado de informes, listados y correos electrónicos, decidió desconectar unos días de la rutina mecánica del trabajo. A la semana, lo recogieron del pasillo y lo volvieron a enchufar.

26 comentarios:

mariajesusparadela dijo...

Así estamos.

Jesus Esnaola dijo...

Cómo están las cosas, que hasta los ordenadores se van al paro.
Buen divertimento Víctor.

Un abrazo

Jesús Contreras dijo...

:-) Hizo muy bien. La rutina podría haberlo quemado. Lástima que fuera por tan poco tiempo. ¿Vacaciones también para los empleados? Espero que sí.

Un saludo.

Martín dijo...

Me alegra ver que hemos coincido en la temática laboral esta vez Víctor, aunque el tuyo está enfocado desde un "ser" bastante más animado, como es un ordenador. Me gustó! Un abrazo

Esteban Dublín dijo...

Qué buen cuento. Una crítica a la sistematización que nos consume. Felicitaciones. Decir tanto en algo tan breve tiene doble mérito.

Thrillerlife dijo...

Y las señales eléctricas palpitaban cada vez más?
Muy bueno

Anonima Mente dijo...

Podrías estar habalndo tanto del ordenador como de un trabajador, y esa ambigüedad me gusta!

manuespada dijo...

A veces somos un poco máquinas, o al menos nos tratan como a tales. Si tuviera que ser una máquina me gustaría ser R2D2.

DANIEL SÁNCHEZ BONET dijo...

buen juego de palabras. muy creativo.

8

dijo...

Pooobre...

Pedro dijo...

No llegó muy lejos, el pobre.

Neogeminis dijo...

Poco nos falta `para eso!

Saludos...

Miguel dijo...

Al menos le dejaron una semana respirar. Hay casos en los que ni para eso.

Saludos

jose rasero b. dijo...

Es plén di do

...tic...tic...tic...

Isabel González dijo...

Me gustó mucho Victor.

Un petó.

Gin Hindew 1.1.0 dijo...

Buen relato, el enfoque es de lo mas divertido

Miguel dijo...

Con razón no me llegaba un esperado email.Estaba de brazos caidos.

Un abrazo, Víctor.

Miguel

Víctor dijo...

¿Cómo estamos, Mariajesús, conectados o desconectados? Un saludo.

La crisis, Jesús, nos afecta a todos y a todo. Un saludo.

Vacaciones para todos, Jesús. Y sí, la rutina quema. Muchísimo. Un saludo.

Me alegra a mí también, Martín, coincidir en el tema contigo. El enfoque, bien distinto uno del otro. Un abrazo.

Víctor dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Víctor dijo...

Muchas gracias, Esteban. Se hace lo que se puede, como siempre. Un saludo.

Eso parece, Thrillerlife, eso parece. Un saludo y gracias por comentar.

Me gusta que vieras la ambigüedad, Anonima Mente. En ningún momento dije que se tratara de un ordenador, dejando pues abierta la doble interpretación. Buena lectora, un saludo.

Manu, tú sí que eres un máquina. Si tuviera que ser una máquina quizás sería.. ummm.... Maquinavaja. Un saludo.

Víctor dijo...

Me alegra que te guste, Daniel. Vamos con buena media. Un saludo.

Pobríssim, Lo, pobrissim. Una abraçada.

No, Pedro, no llegó muy lejos, pero algo es algo. Un saludo.

Sí, Neogeminis, poco nos falta. Bueno, algunos ya han llegado ahí. Saludo.

Víctor dijo...

Claro, Miguel, claro. Algo es algo, menos da una piedra. Hay algunos que no tenemos ni la semanita de rigor. Un saludo.

Mu chas gra cias, José. Un sa lu do.

Me n'alegro que t'agradés, Isabel. Una abraçada.

Tenía la idea, Gin, pero no la perspectiva. En cuanto la encontré me salió esto. Me alegro, si te agradó. Saludo.

Otro abrazo para ti, Miguel. En canto pueda me paso por tu blog, a ver con qué novedad me sorprendes. Un abrazo.

Mariana dijo...

jaja qué es ese pequeño relato? Parece mi historia a veces. Todo el día mirando mi correo electrónico, haciendo informes y nunca un tiempo para mi. Yo cuando me tomo vacaciones soy otra persona, directamente me relajo y coo que cambia mi personalidad más o menos. El año pasado así de la nada decidí irme con MSC Cruceros a pasar un buen rato. Sabía que era algo que yo tipicamente no haría, pero tuve ganas y de un impulso lo hice. Me siento muy bien, y felicidades a todos los que están en estos momentos de vacaciones! Arriba el ánimo y a disfrutar !!
Maru

Víctor dijo...

Bienvenida, Maru. Las vacaciones a todos nos relajan. Eso es lo bueno. Por cierto ¿tu trabajo que tanto te agobia es de comercial de esa compañía de cruceros, o realmente lo pasaste de maravilla? Un saludo.

Naida dijo...

Me imagino a la compu tratando de dormir una siestecita... y cómo la interrumpen... las vacaciones nunca son suficientes.
Un abrazo, Víctor.

Víctor dijo...

Ni para las máquinas son suficientes, Naida, ni para las máquinas.

Saludos.