lunes, 23 de agosto de 2010

Que a su vez


...el astronauta, en el espacio, observaba a través del telescopio al científico, que a su vez observaba por el microscopio a la célula, que a su vez vislumbraba, a lo lejos, un astronauta, que a su vez...


20 comentarios:

Anita Dinamita dijo...

Relato circular, que va entrando dentro del relato circular, que va entrando...
Abrazos

Arcangelo dijo...

Siempre he sospechado algo así... Una buena manera de escribirlo.

Patricia dijo...

El relato circular del que no podemos evadirnos. La vida, hasta donde la conocemos, es un ciclo siempre en proceso.

Bletisa dijo...

Preocupa pensarlo pero es así.
Siempre hay quien observa al observador que observa.

BB dijo...

Terminaremos sin saber, quién observa a quién...
Un abrazo
BB

Jose Zúñiga dijo...

La física cuántica siempre me ha parecido extremadamente poética.

Marcia, Ann, Karolina y La Voz dijo...

Es la sensación de estar en el Big Brother...

Siempre he pensado que el final de Men In Black manejan una verdad posible y probable, lo cual con tu cuento reafirma aquel pensamiento.

Saludos.

PD. Me gustó pero me deja algo paranoica.

Pablo Gonz dijo...

Los agujeros negros son las pupilas del astrónomo.
Un fuerte abrazo, Víctor.
PABLO GONZ

Liz dijo...

y el circulo continua ^^

Baizabal dijo...

No lo sé, no termina de convencerme este micro, sobre todo después de una racha de muy buenos microrrelatos. Pero bueno, seguramente después habrá algo muy bueno, como de costumbre.

Saludos

Hector Ugalde UCH dijo...

Se ve que la célula es la que tiene la mejor vista (en ambos sentidos: figurado y literal). :]
¡mUCHos salUCHos de UCH! :]

Miguel dijo...

Voyeurimso circular: mirar, mirar y mirar.

Saludos

Jesus Esnaola dijo...

Calentando motores, Víctor. Me gustó.

Un abrazo.

Esteban Dublín dijo...

...se sorprendía con un microrrelatista, que a su vez escribía el cuento de un científico...

Claudia Sánchez dijo...

Amo la circularidad.
Beso,

Víctor dijo...

¿Has podido salir ya, Anita? Un saludo.

Yo también, Arcangelo. Una buena manera de comentarlo. Un saludo.

Sí, Patricia, es un recurso que cuesta evitar, este del relato circular. Un abrazo.

Mejor ser observador observado que cazador cazado, Bletisa. Gracias por comentar y hasta la próxima. Un abrazo.

Y quizás eso sea lo más razonable, BB. Un abrazo.

Víctor dijo...

Es que los extremos, José, se tocan. Un saludo.

Uf, Marcia y cia., os llevó lejos el micro, ¿no? Cuantro abrazos. Y no te preocupes, la paranoia es pasajera.

Buena imagen final, Pablo. Un saludo.

Más que círculo quizás sea una espiral, Liz, pero para el caso da lo mismo. Saludos.

Pues habrá que subir un poco el listón, Baizabal. Supongo sabrás perdonarme: todavía estoy de vacaciones. Un abrazo.

Víctor dijo...

Sí, Hector, la célula es muy vistosa. Un saludo y gracias por comentar.

No le había visto el lado voyeurista del asunto, Miguel, pero ahora que lo dices... Un abrazo.

Pero todavía fríos, Jesus. Un abrazo.

Ep, Esteban, que me metiste en la historia. A ver si no voy a poder salir... Un abrazo internacional.

Yo también, Claudia. ¿Debo sentirme celoso? Un abrazo.

carlos de la parra dijo...

Ésto es de impactante realismo, para no ir muy lejos miraba al jardín y en el soleado día cruzaba una lagartija por el pasto y la revoloteaban libélulas de varias especies,le metes a éso un lente de aumento y se convierte en parque jurásico.

Víctor dijo...

Eso mismo, Carlos. Todo depende de la perspectiva, de la distancia... Un saludo y gracias por el paseo que te has dado por los cuentos anteriores.