lunes, 16 de agosto de 2010

Síndrome postvacacional


Vitales y escurridizas como el agua, se han terminado ya las dos semanas de descanso. Y por desgracia, volvemos a estar encerrados entre estas cuatro paredes, que en un principio nos parecieron dulces pero que pronto se nos amargaron. La bruja, desde su mesa, sigue gritándonos con desprecio y arrojando quejas absurdas. La historia de siempre. Sólo me tranquilizo cuando siento tu mano apretando la mía mientras me dices no temas, pronto tendremos otras vacaciones, y si no, siempre nos quedará cambiar de cuento, Gretel.

20 comentarios:

Víctor dijo...

Pese a lo que pudiera parecer, esto no significa un regreso definitivo a las Realidades. Sólo es una toma de contacto, una puesta al día. Hasta septiembre no volverá a coger el ritmo de carrera, a volver a ser lo que era, si es que llegó a ser algo.
En parte, el texto está basado en hechos (ir)reales.

Anita Dinamita dijo...

Me recuerda un poco a mi vida ¿por qué será? al sentarme en la oficina me he dado cuenta de que no había pensando en la vuelta realmente, y que estaría bien irse de vacaciones más tiempo!!!!!!

Maite dijo...

Cómo me gustaría que alguien cogiera también mi mano y me dijera que no pasa nada...o incluso aceptaría que me dijeran que todo es un cuento. Bienvenido en este asomo que has hecho a las realidades. Hasta para expresar un sentimiento o una situación ir-real te sale un buen micro. Un abrazo

Anonima Mente dijo...

Me gustan los cambios de cuento!
Buen relato Víctor

manuespada dijo...

Pues bienvenida sea esa primera toma de contacto, muy referencial.

Elisa dijo...

Pues yo digo como Anónima, la solución es cambiar de cuento, pero o no nos atrevemos o es que los cuentos terminan demasiado pronto.

Un saludo vacacional.

Claudia Sánchez dijo...

Bien por ese asomar un ojo a la realidad... siga disfrutando amigo.
Saludos!

Jesus Esnaola dijo...

Cuidado manipuladores de cuentos clásicos, no quedéis atrapados por el cuento de nunca acabar.
Haces bien Víctor, regresa poquito a poco.

Un abrazo

Juan Vásquez dijo...

Qué bueno que andas en vacaciones! seguí descansando. Me gustó lo que escribiste

BB dijo...

Sería estupendo cambiar de cuento, como quien cambia canales de la tele o de sueño, cuando éste se torna en pesadilla.
No es fácil el regreso, pero si se cuenta con la mano solidaria de Gretel, se hace más llevadero.
Un abrazo
BB

Patricia dijo...

Esos son las huellas, según parece, que ha de continuar el sexo femenino. Senda de la Bruja o senda de Gretel.
Fijate con atención,puede que sea una sola mujer la que te acompaña.
Cordialmente.
Patricia.

Marcia, Ann, Karolina y La Voz dijo...

Se te extraña, pero supongo mereces un rato lejos.

Muy bueno el cuento, por pura casualidad me siento igual que ellos, dentro del caldazo.

Saludos.

mariajesusparadela dijo...

Y ¿a qué cuento te irías?

Esteban Dublín dijo...

Ese sino, querido Víctor es si no.

Abrazos.

Víctor dijo...

¿Será porque todas se parecen mucho, Anita? Lo que estaría bien serían unas vacaciones permanentes. Un saludo.

Muchas gracias, Maite. Busca bien, que siempre hay alguien dispuesto a apretar la mano. Un abrazo.

Y a quién no, Anonima Mente. Abrazos.

Pues bienhallado sea tu comentario, Manu. Me alegra que te complaciera el texto. Un abrazo.

Es que a veces la realidad es puro cuento, Elisa, y como decís, la única solución es cambiar de libro. Habrá que intentarlo. Un abrazo.

Seguiré disfrutando, Claudia, en la medida en que también lo hagáis vosotros. Un abrazo.

Víctor dijo...

Me gusta tanto manipular lo ya escrito, Jesus, que correré el riesgo de quedar atrapado. Y sí, mejor regresar paulatinamente. Un abrazo.

Gracias Juan. Yo también creo que es muy bueno eso de andar en vacaciones. Un saludo.

Sí, BB, los regresos son más llevaderos con una mano que te comprenda o con un cambio de cuento. A elección personal. Un abrazo.

Según para qué, prefiero las Gretels, Patricia, pero según para qué, prefiero las brujas. Un abrazo.

Sí, supongo que me lo merezco. Y agradezco que se me extrañe, Marcia y cia. ¿Por pura casualidad o por pura causalidad? 4 abrazos.

Casi que me metería en un poema, Mariajesús, para vivir el momento con intensidad. ¿Y tú? Abrazos.

Cambiado, querido Esteban. Siempre va bien un vistazo exterior. Un abrazo internacional.

Pablo Gonz dijo...

Bienvenido, Víctor. Soy todo orejas para escuchar tus micros.
Abrazos,
PABLO GONZ

Víctor dijo...

Gracias, Pablo. Me puse al día con tu blog. Muy buen trabajo, incluso en agosto, que eso sí tiene mérito. Un abrazo.

Miguel dijo...

Siempre nos queda eso, anhelar que pronto llegarán las próximas.

Yo he vuelto hoy y ya estoy contando lo que queda para las próximas. Supongo que en un par de semanas se me habrá pasado.

Saludos

Víctor dijo...

Bienvenido, Miguel. A mí todavía me quedan algunos días de vacaciones, pero esto ya se acaba, así que ya me pongo a contar cuánto falta para las próximas. Un saludo.