miércoles, 27 de octubre de 2010

Misión cumplida


No era un fantasma quien surgió entre la niebla, sino un impostor de pacotilla. A pesar de su tosco disfraz -una sábana, un candil, y una bola encadenada a su tobillo- había conseguido atemorizar a toda una comarca, obligándola a solicitar los servicios del mejor parapsicólogo del mundo, o sea, los míos. Menuda tomadura de pelo. En pleno siglo veintiuno, y con un atuendo tan ridículo, tan poco trabajado. Ni hologramas, ni juegos de luces, ni nada. Sólo una triste sábana. Me sentí estafado, ultrajado y la emprendí a golpes con el farsante, presa de la ira.
Al regresar al pueblo busqué a las autoridades locales, que me esperaban ansiosas, y les dije que todo parecía confirmar la presencia de un espíritu maligno en el castillo. Y que aunque no había podido verle, ni sabía de quién se trataba, estaba convencido de que vagaba sin rumbo por haber muerto de forma violenta. Desde hacía muy poco.



Microrrelato-Hiperbreve-Microrrelatos-Concurso

Este microrrelato participó -sin éxito- en el Concurso de Microrrelatos 
organizado por Getafe Negro. 


31 comentarios:

Maite dijo...

Víctor, el relato me gustó mucho (la verdad). Me parece que está perfecto en forma, en redacción y en reglas de micro, pero tal vez para el concurso le faltó un poquito de "punch".
Un abrazo.

Torcuato dijo...

Es divertido. Me gusta que hasta que uno no lee la introducción no se da cuenta que está escrito en primera persona.
Un abrazo Victor.

No Comments dijo...

Como siempre bien expresado, con ritmo, aunque coincido con Maite, le faltó algo de fuerza.
Yo participé pero sin convicción. Mejor me lo guardaré en mi cajón del olvido.

Un saludo indio

DANIEL SÁNCHEZ BONET dijo...

me encantó el principio. Muy logrado.

Anita Dinamita dijo...

Precisamente el otro día comentaba que los fantasmas de sábana y cadena no había quien se los creyera.
Convertiste al fantasma en fantasma.

AGUS dijo...

Coincido con Maite. El micro lo tiene todo: una buena idea, un conflicto que te engancha desde el principio, un final bien resuelto. Pero hay algo que no produce el fogonazo. A mí me pasa muchas veces. Se me ocurre que podrías darle la vuelta a todo. Alterar el orden de las cosas con las mismas reglas de juego. Es decir, plantear la aparición de una persona normal en un pueblo fantasma.

Un abrazo

Ángeles Sánchez dijo...

La idea me parece muy buena, pero hay algo que no me cuadra Víctor.

Un saludo

manuespada dijo...

Coincido con el resto. Creo que hay una idea en potencia muy, muy buena, pero se queda luego en un bluff. Creo que si piensas otro final tendrás un micro cojonudo, porque la descripción del fantasma es maravillosa y hay un micro con pegada en potencia.

Víctor dijo...

Debo decir, como inciso mientras llegan más comentarios, que coincido con todos vosotros. Al micro le falta algo. Se desinfla en el final, si es que se llegó a inflar en algún momento. Por algo la coletilla "sin éxito". Como justificación injustificable diré que casi se me pasó el plazo y escribí el micro la mañana del domingo del último día de plazo, sólo porque me apetecía participar.
Otra cosa os debo decir. Me encanta que no haya comentarios de "maravilloso", "espléndido" y cosas por el estilo, porque me gusta que si un micro no funciona (como éste) vuestros comentarios me lo digan sin cortaros un pelo. Así que gracias de nuevo.

Carolina dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Citopensis dijo...

El microrrelato como "algo en potencia" o un "bluff" que no cesa... me parece un buen texto.

Por decir algo me "sobraría" el punto que precede al desenlace.

Quizá funcionaría mejor un punto y aparte.

No sé.

PD: yo también participé y como puedes deducir no vencí.

Y tal.

Marcia, Ann, Karolina y La Voz dijo...

A mi me gustó. El final que me imaginé fue muy diferente, así que no era predecible.

Saludos.

R.A. dijo...

Al microrrelato que yo envié le ocurría lo mismo y las prisas fueron la causa también. La idea era buena pero,en mi caso,falló el ritmo. Me quedó algo lento y la acción empezaba demasiado tarde. Lo bueno de esto? Pues que con los comentarios y tu criterio pues lo reciclas y lo mejoras y si quieres quitas la frase de inicio o la cambias o cambias el orden.
Opino como tú, un blog es un banco de pruebas. No siempre hay que colgar cosas acabadas y perfectas. Creo que una función importante del blog debería ser esa enfrentar al microrrelato con diversas opiniones y ver si funciona, si se entiende, si falla algo.
Un abrazo

Carolina dijo...

Maravilloso, espléndido y cosas por el estilo!! perdón pero soy demasiado fanática tuya como para que no me guste.
A mi criterio , el final se hizo longo eso es lo que probablemente te moleste.
Abrazo

R.A. dijo...

Yo participé sin éxito y al igual que tú con prisas de última hora. Mi microrrelato tam bién falla, en mi caso por falta de ritmo, tardé mucho en entrar en materia. ¿Lo bueno de todo esto?
Que se guarda, se revisa pasado un tiempo, se cambi ala frase o se dej apero se cambia el orden y como la idea es válida pues se aprovecha.

Estoy de acuerdo ocntigo. los blogs son bancos de prueba, no siempre colgaremos microrrelatos perfectos y terminados. Así podremos ver si fallan, si se entienden...etc
Un abrazo

Neogeminis dijo...

No habrá ganado pero a mí me encantó!
Saludos.

Esteban Dublín dijo...

¿Viste el ganador, Víctor? A diferencia de los de Nanorrelato, los de Getafe Negro sí leen.

Propílogo dijo...

Estoy de acuerdo con los comentarios anteriores. Tiene una pinta buenísima, pero algo hace que desinfle al final. Creo que el problema está en que al final del primer párrafo ya estamos en la cuesta abajo definitiva; pero justo después, un párrafo largo para rematar hace que cambien nuestras espectativas, parece que el relato vuelve a coger carrerilla... no sé si me explico.
En cuanto al ganador, la idea es buenísima, pero hay alguna frase que me rechina un poco.
Yo tambié participé, y se me hizo difícil, porque la frase te abre las puertas y te las cierra...
Saludos
Gabriel

R.A. dijo...

Ah y por cierto, el relato ganador no era de mis favoritos. No pude leerlos todos obviamente pero no era lo mejor. Como a Grabiel me rechinabana algunas frases(sobre todo la del castañeteo de los dientes...por Dios!) y vale que sí , que aceptamos barco con el giro final y sorpresivoblablabla pero es un final más que trillado en películas de terror y este festival era más de género negro que yo creo va por otros derroteros. Y aviso no es pataleta poque mi microrrelato no merecía ganar ni de coña pero el ganado rno me parece como para tirar cohetes. Hale ya está , ya lo he dicho.
Un abrazo

odys69 dijo...

Yo también participé con un microbuñuelo relleno de aire. Lo sabía antes de enviarlo, y sin embargo lo envié...

Muchas veces es mejor dejar reposar nuestros microgatillazos durante un tiempo, para luego volver sobre ellos. Los hay que no tienen por dónde cogerlos, y entonces lo mejor que uno puede hacer es tirarlos a la basura, pero otros presentan hechuras prometedoras y, como éste, podrían llegar a ser muy buenos.

Propílogo dijo...

Sí, R.A. "Al son que castañeteaban"... es una frase un tanto extraña. Yo necesitaría a Iván, porque me rechina la cuarta frase: Si "como yo misma" es un inciso, me suena mejor decir "habían aparcado", pero dudo y redudo.
También digo que el micro que mandé valía bien poco.
Saludos
G

Víctor dijo...

Sí, Maite, totalmente de acuerdo, le falta punch. O algo. Gracias por la sinceridad. Un abrazo.

Torcuato: no entiendo tu comentario. Ya todavía no me he dado cuenta de eso que dices. O no lo he entendido. Un saludo.

Ya ves que el mío no fue demasiado convincente tampoco, Indio. Nada, otra vez será (si le pongo más empeño, claro está). Saludos.

O sea, que no te gustó el final, ¿no, Daniel? Un abrazo internacional.

Pues parece que te leí el pensamiento, Anita. Un saludo.

Tu idea, Agus, me sugiere unos cuantos micros. A ver si me sale algo y te aviso. Gracias por la sinceridad. Un saludo.

Víctor dijo...

Tienes razón, Ángeles, para que sea un micro redonda tiene que cuadrar. Vaya lío geométrico. Un abrazo.

Te digo lo mismo que a Agus, Manu: le daré algunas vueltas a ver si lo salvo de la quema. Un abrazo palo.

Alberto, lo que a todos: le daré más vueltas. Un saludo, y gracias por pasarte por aquí.

¿Os gustó, Marcia y compañía? Bueno, pues agradecido, aunque a mí no me gustó demasiado. Cuatro abrazos.

Hay que quitarse esos fanatismos de encima, Carolina, que no nos dejan ver las cosas tal como son. De todos modos, un abrazo enorme.

Víctor dijo...

Coincido con todo lo dicho en tu comentario, Rosana. Si esto no fuera un banco de pruebas, no estaría habilitada la opción de dejar comentarios. Que son para eso, carallo, para que mejoremos los textos. Un abrazo liliputiense.

Pues me alegro, Neogeminis. QUe te guste también es un trimfo. Un abrazo.

Sí, lo vi, aunque me pareció más gore que negro. Pero coincido más con ese que con el de nanorrelato. Un abrazo internacional, Esteban.

Sí, te explicas. Y encima, lo entiendo.

Alberto, decir que tu micro es uun "microbuñuelo" le da un aspecto muy apetitoso. Supongo que lo contrario que deseabas. Un abrazo.

Manuel dijo...

Me parece divertido el micro. Me recuerda un poco a los dibujos de Scooby Doo.

Víctor dijo...

Lo primero no me consuela. Lo segundo sí. Un saludo, Manuel.

Claudia Sánchez dijo...

Hola Víctor! A mí se me hizo muy blanco para el género. Creo que le faltó misterio. Está todo muy revelado. Aunque el que ganó tampoco me parece muy negro que digamos.
Besos,

Víctor dijo...

Sí, me salió un poco blanco para el género, Claudia. Por eso (entre otras cosas) no ganó. Aunque el ganador, más que negro salió gore. Un abrazo, Claudia.

Torcuato dijo...

Victor. Hasta que uno no llega al "Me sentí..., lo puede tomar como que hay un narrador en tercera persona. Esto a mi me gustó.

Por cierto, ¿Leíste el mío?

Un abrazo.

Miguel dijo...

Jaja, pues a mí me gustó. Seguro que ese ya no más guerra a los del pueblo.

Saludos

Víctor dijo...

Sí, lo leí, Torcuato, y relamente no estaba nada mal. Pero no sé, seguro que participó mucha gente... Ahora entiendo tu comentario. Un saludo.

Me alegro, pues, Miguel. Ese no da guerra ni a los de arriba. Un abrazo.