martes, 2 de noviembre de 2010

Tercer deseo


Según el calendario que me rige, hoy es lunes. No pregunten por qué, poco importa. Y como buen lunes que es, toca nanorrelato. La cerilla que se enciende a continuación es, en alguna de sus acepciones, genial.


Tercer deseo

Pido no haber encontrado jamás esta lámpara.



26 comentarios:

Manuel dijo...

Ja ja ja Seguro que esta petición se complica. Muy sugerente.

DANIEL SÁNCHEZ BONET dijo...

La elipsis es brutal como aquella novela de terror de Neuman.

odys69 dijo...

Hay desesos que ni siquiera un genio puede conceder. Éste podría ser uno de ellos, aunque estoy seguro de que Marty McFly no estaría de acuerdo conmigo.

Anita Dinamita dijo...

Todavía le tengo que dar un par de vueltas más... si este es el tercero ¿cuáles son los otros dos? ¿donde se queda el genio si la lámpara queda escondida? ¿es demasiado temprano para un lunes?
Un abrazo

AGUS dijo...

Coincido con Daniel.Esta pulga es de las que se escapa, se escapa y se escapa hacía atrás sin remedio. Magnífica.

Un abrazo.

Maite dijo...

Genial, Víctor. Ya sabemos que hay que tener cuidado con lo que se desea, no vaya a ser que se cumpla. Un abrazo.

Anita Dinamita dijo...

Maite gracias! Ahora ya lo entiendo (hay que ver también la hora, je je, de este lunes-martes)
Genial Víctor ¿como no?
Abrazos

Jesus Esnaola dijo...

Ahora me alegro de no haber encontrado en El Cairo la lámpara maravillosa.
Estupendo, Víctor.

Torcuato dijo...

Abre un mundo de posibilidades.
El nano este es una máquina del tiempo.
Un abrazo.

R.A. dijo...

Decía Truman Capote(la cita es de Santa Teresa en realidad) que "se derraman más lágrimas por plegarias atendidas que por las no atendidas".

Y en esta cerilla tan profunda como breve ese es el tema de fondo. Además como dice Torcuato para que lo que pide el prota ocurra tendría que viajar hacia atrás en el tiempo para no encontarse la dichosa lámpara. Cerilla filosófica con paradoja temporal incluída. También quema los dedos.

Petonets

Esteban Dublín dijo...

De genio, ese deseo. Me encantó este Nanorrelato.

Araceli Esteves dijo...

Muy bueno. Me ha recordado a aquella frase de Los puentes de Madisson: "Cuando los dioses quieren castigarnos, atienden a nuestras pregarias" Es una frase que rememoro a menudo. Me pasará lo mismo con tu nanorrelato, seguro.

Lola Sanabria dijo...

Un nanorrelato con mucha miga. Me gustó.

Abrazos.

Alberto Flecha dijo...

Un nanorrelato con una historia enorme en el dorso. Muy bueno, Víctor, eres un genio.
Saludos

Pablo Gonz dijo...

Demuestra ser un tipo que aprende rápido porque seguro que los dos primeros deseos le metieron en serios problemas.
Abrazos fuertes,
PABLO GONZ

Propílogo dijo...

Genial, Víctor.
Por lo general, a mí estos nanos me dan miedo, porque muchos me dejan igual, y me da pena. No es el caso.
Felicidades.
G.

Maribel dijo...

Glups, no me gustaría verme en la piel del genio.
Un saludo.

Víctor dijo...

Gracias, Manuel. Un abrazo.

Sí, en aquello de se levantó recién afeitado la historia está mucho antes del texto. Y mucho después. Un abrazo internacional, Daniel.

McFly hace lo que le pidas, Alberto. No te quepa duda. Un abrazo.

Dale vueltas, y termina tú la historia, Anita. La mía quedó completa pero inacabada. O incomenzada. Un saludo.

Eso pretendí, Agus. Me alegra que os guste. Un abrazo.

Gracias, Maite. Sí, cuidado con lo que se desea, efectivamente. Un saludo.

Víctor dijo...

Bueno, encontrarla no conlleva frotarla, Jesus. Bienvenido de nuevo. No se echaban de menos tus micros, porque dejaste programados unos de buenos, pero tus comentarios sí se extrañaban. Un abrazo.

"Este nano es una máquina del tiempo". Me quedo con la frase, Torcuato. Me parece excesiva, pero me gusta. Un saludo.

Me encanta que os quemen en los dedos estas cerillas, Rosana. Si persisten las molestias, enviadme vuestra dirección y os mando unos aloes para aliviar el dolor. Una abraçada i sort a la final de ReC.

Gracias, Esteban. Un abrazo internacional.

Víctor dijo...

Todo un honor, Araceli. Un abrazo y gracias por comentar.

Pues úntala en la salsa, Lola, úntala. Muchas gracias. Un abrazo.

El genio es el de la lámpara, Alberto, o en todo caso el que pidió el deseo. Y sí, la historia está en el dorso, o detrás, o antes, o después, o a partir, o... Un abrazo.

Es una posibilidad, Pablo. Un fuerte abrazo a ti también.

Bueno, para que salga uno (medio) bueno, hay que escribir un buen puñado. Y después limarlos, como todo. Yo me he animado con los nanorrelatos, últimamente. Un abrazo, Gabriel.

Ni en la del que pidió el deseo, Maribel. Un abrazo.

Marcia, Ann, Karolina y La Voz dijo...

Un poco tarde, pero es que es perfecto.

Saludos.

Víctor dijo...

Nunca es tarde si la ¿ficha? es buena, Marcia y compañía. Un par de abrazos a cada una.

carlos de la parra dijo...

Buen jaque al genio. Genial.

Víctor dijo...

Sí, Carlos, el genio debió quedarse con un palmo de narices. Un abrazo y gracias por el comentario.

Miguel dijo...

En este caso la sección es como la revista "El Jueves" que se publica los miércoles.

Por cierto creo que lo del tercer deseo es más habitual de lo que nos creemos, y es qu eno sabemos elegir ni aún cuando nos lo ponen a huevo.

Hacía tiempo que no encontraba hueco para pasarme por aquí, pero veo que esto sigue viento en popa.

Saludos

Víctor dijo...

No importa que vengas mucho, Miguel, sino que vengas bien. Buenos lectores son mejores que muchos lectores. Un abrazo.