lunes, 29 de noviembre de 2010

Convicción


El nanorrelato de hoy, de tema religioso, tiene -como mínimo- una doble interpretación. Espero que la descubran y que elijan la opción que más les convenga.


Convicción

Lamentando los años perdidos, colgó los hábitos. Sin sacárselos.


30 comentarios:

No Comments dijo...

jeje Muy bueno. El "Sin sacárselos" es claro, claro.

No desvelo nada.

Un saludo indio

Maite dijo...

Muy bueno, la verdad, hoy tengo sana envidia de tu nano. El juego de la palabra hábito, prenda y costumbre, es perfecto.
Un abrazo admirado

R.A. dijo...

Yo me he ido por el lado tremendo y hasta ahí puedo leer ( qué habrá hecho o qué no habrá hecho para llegar hasta ahí?).

Alberto Flecha dijo...

Tiene un montón de vueltas, Víctor. Este nano es de los grandes, de los que quedan. Me ha gustado mucho.
Un abrazo

AGUS dijo...

Víctor, a mi me pasa como a Rosana, tiendo a escurrirme "pa el lao más bestia de la vida". Qué bueno.

Abrazos.

Patricia dijo...

Coincido con Maite, me gustó el juego con la palabra hábito.
Un gran logro este trabajo.
Abrazos.

Sibreve dijo...

Brutalmente sutil, si es que eso es posible.
Muy bueno, como la mayoría de lo que he visto en tu blog.
Saludos.

Herman dijo...

Muy sutil esta forma de autoextinción.

Claudia Sánchez dijo...

No se vale! estás condicionando al jurado Víctor... Bueno, ya que dices que es un tema religioso tomo "hábito" por vestimenta.
Para mí o se suicidó o actuó como si no los llevara "living la vida loca".
Mi convicción es que es un muy buen nano.
Besos,

BB dijo...

Yo veo aquí, o suicidio y cópula...
Extrañamente sutil
BB

Los pretendientes de Ligeia dijo...

Día de luto en el convento. Muy bueno. Saludos

Gotzon dijo...

Colgó los hábitos... (cuelgue) por darle una vuelta más...también puede ser un fraile con mucho vicio ;)

David Figueroa dijo...

Muy buena esta cerilla, Victor.
Un abrazo.
David.

Esteban Dublín dijo...

La estás prendiendo los lunes, amigo.

depropio dijo...

Si tomamos la interpretación más tremebunda, lo gracioso o triste del relato es que tu prota elige, en todo caso, la peor opción. Si hay una recompensa celestial, la pierde al pecar en el suicidio; y si no la hay, pierde la posibilidad de tomarse la revancha de tanta virtud...

woody dijo...

¿Y a mí que lo fundamental me parece el título? Porque convicción apunta a los años perdidos y también a la decisión última, ¿no?

Araceli Esteves dijo...

Es brutal la imagen. La he visto enseguida. Y un escalofrío me ha recorrido el espinazo.

Puck dijo...

Es genial...yo apuesto por el suicidio.... (que mal queda esta frase fuera de contexto :-)
Saludillos

manuespada dijo...

Me pasa como a Rosana, me temo lo peor de un cura que cuelga los hábitos sin sacárselos. Qué peligro.

Maite dijo...

Y ahora que lo vuelvo a leer y le veo al hombrecillo, ahí colgado, todavía me parece más sobresaliente. Perfecto.

Anita Dinamita dijo...

Colgar y sacar, hábitos y hábitos, monjes y monjas, convicciones...
yo me quedo con la otra interpretación... lamentó haber perdido tanto tiempo y colgó los hábitos pero siguió con los malos (católicamente hablando), solo que ahora sintiéndose libre, convencido de que esa era la opción!
Me gusta más la idea de que siga aprovechando la vida, de otra manera
Un abrazo Víctor cerillero

Adrián dijo...

Quizá se preguntó, en el último instante, si realmente iría al infierno.

josé manuel ortiz soto dijo...

Creo que no hay peor desperdicio que perder el tiempo; ignoro si los años perdidos se recuperen, pero al menos, pero al menos se decidió a vivirlos.

Saludos.

alberto zelada garcía dijo...

muy bueno
espero que los hàbitos los haya colgado al revès

saludos desde perù

beto z.

Víctor dijo...

Vistos los comentarios, puedo asegurar que le salieron más significados de los que pretendía. Muchos más. Tengo que apuntar que en ningún momento busqué que "hábitos" fuese sinónimo de "costumbre" o "rutinas". Más bien quise jugar con el doble sentido de "convicción", pero no desvelaré más porque me repugna viviseccionar micros.

Gracias por pasaros por aquí.

Sibreve, Adrián, Alberto: bienvenidos a las realidades para lelos. Gracias por comentar y volved cuando queráis.

Lola Sanabria dijo...

Pues yo no me cosco de na, o casi na, debo de estar muy espesa. Lo siento en el alma, pero como bien dices, un micro no se explica, camina él solito o se queda varado.

Abrazos y a ver si la próxima vez me entero.

Miguel dijo...

No he podido leer los comentarios, voy fatal de tiempo como siempre, pero yo creo que el hombre se acaba suicidando.

Saludos Víctor.

Javier Ortiz dijo...

Vaya, muchas interpretaciones para este nano. Yo me quedo con el suicidio ó, colgar los hábitos pero seguir en las andadas.

Un saludo.

Víctor dijo...

Eso mismo, Lola. Un micro no se explica. Espero que el próximo te convenza más. Un abrazo y a seguir con tus éxitos.

Cualquier opción es plausible, Miguel, cualquier opción. Un abrazo.

Quédate con lo que más te vaya, Javier, todas las opciones son buenas. Un abrazo.

Torcuato dijo...

Todo está dicho arriba. Redondo.
Un abrazo, Victor