lunes, 15 de noviembre de 2010

Juicio final


El de hoy es un micro algo apocalíptico. Pero no por catastrófico, sino por bíblico. Los que pasáis de vez en cuando por aquí ya sabéis que me encantan los micros basados en el libro sagrado cristiano. Son mi debilidad. Espero que os guste.


Juicio final


Atónito en el banco de los acusados, defiéndese Dios.



28 comentarios:

No Comments dijo...

Aún dudando de su existencia, pienso que si lo hiciera, debiera llegar ese día.

Un saludo indio

Maite dijo...

Buena correlación, Víctor. Un abrazo.

Puck dijo...

¿Quién le juzga?¿El hombre, su creador? Saludillos

AGUS dijo...

Incendiaria esta cerilla. Además del giro me quedó con ese "defiéndese" que tantos matices esconde. Felicidades.

Un abrazo.

Anita Dinamita dijo...

Defiéndese: acusado y abogado, porque ¿quién le iba a defender? ¿quién querría él que le defendiera?
Muy interesante micro!!!

Javier Ortiz dijo...

Demoledor y genial este micro.

Saludos.

Neogeminis dijo...

:D Saludos!

manuespada dijo...

Ya era hora de que alguien lo sentara en el banquillo a él. Te aplaudo.

Su dijo...

Si lo acusan es porque lo ven como una amenaza.
Yo me pregunto si la amenaza es Dios o nosotros mismos.

Abrazos

BB dijo...

Pobre mi Dios, defendiéndose de lo indefendible...
Besos
BB

Alberto Flecha dijo...

Cierto, ese sería el verdadero juico final. Es bueno.
Un abrazo, Víctor.

Marcia, Ann, Karolina y La Voz dijo...

Genial perspectiva, excelente micro.

Abrazos de todas.

Jesus Esnaola dijo...

Me recordó mucho a "El juicio final" de Cristina Peri Rossi, lo puedes encontrar en "Perturbaciones", e igualmente me ha gustado mucho.

Abrazos, Víctor.

Araceli Esteves dijo...

Ahí nos gustaría verle a muchos.
Un abrazo

R.A. dijo...

Yo pondría en el banquillo a los que se lo han inventado pero me gusta mucho esta cerilla con un Dios atónito porque me provoca muchas lecturas.

Salut!

Esteban Dublín dijo...

Doble mérito, querido Víctor, al hacer un título tan sugerente y en tan sólo 10 palabras, voltear la torta de esa forma. Excelente.

Pablo Gonz dijo...

Este es uno de esos hiperbreves que figurará en las antologías, Víctor. Ya lo verás.
Abrazos fuertes,
PABLO GONZ

Manuel dijo...

¿Quién le acusa? ¿La humanidad, los patriarcas de las religiones, mi tío Paco o entra en sus planes acusarse a si mismo?

Gin Hindew 110 dijo...

¿que quien le acusa? pues quien sabe, si sus caminos son bien misteriosos, ya nos consta

Buen micro, como dicen arriba igual y queda en las antologias

Propílogo dijo...

Coincido con Rosana. Me quedo con "Atónito" como cabeza de cerilla. Atónito, incrédulo... Muchas lecturas, cierto.
Saludos

Baizabal dijo...

Pues me ofreces de lo que más me gusta también.

Este micro me gusta sobre todo porque está en presente: la inmediatez de un juicio divino, en toda la extensión de la frase.

Miguel dijo...

¿Y quién nos dice que esto no sea posible?

Si creemos en el juicio final es posible que al final el también fuera al banquillo.

La cuestión es la que ya han comentado antes. ¿Qiién le juzgaría?

Saludos Victor

Víctor dijo...

La duda es el inicio del conocimiento, David. O sea, que a dudar. Ah, y enhorabuena por lo que vas logrando... Un abrazo.

Gracias, Maite, me alegra que te gustara. Un saludo.

Si no hay un creador superior que creara al creador (menudo lío), sí, debe ser el otro creador, el hombre, ¿no? Un abrazo, Puck.

Uno de los matices más importantes que esconde, Agus, ese "defiéndese" es la falta de espacio. Si escribía "se defiende" me pasaba por una palabra, de las diez establecidas. No, en serio, entiendo por dónde vas. Un abrazo.

O no hay nadie mejor que él para defenderle, o es que nadie quiere defenderle, Anita... Quién sabe. Un abrazo.

Yo mejor diría que es un micro "divino", Javier. Un abrazo.

¿Te quedaste boquiabierta, Neogeminis? Un saludo.

Víctor dijo...

No creo que yo haya sido el primero, Manu. Y sí, alguien debería ajusticiarle. Un abrazo.

Y yo me pregunto, Su, si nuestro dios no somos nosotros mismos, es decir, nuestro miedo a la desaparición total. O sea, la amenaza... ¿somos nosotros? Un abrazo.

Bueno, BB, no sufras, que dios es omnipotente, ¿no? Nada que temer... Un abrazo.

Si hay que juzgar los errores, pues todos al banquillo. ¿O Dios puede lanzar la primera piedra? Un abrazo, Alberto.

Um, Marcia y compañía... "abrazos de todas".... ummm... Muchas gracias. Besos a las cuatro.

No lo recuerdo, Jesus, pero me voy a los Cuentos reunidos, de Lumen, de Peri Rosi y le echo un vistazo. Un abrazo.

Víctor dijo...

Pues nada, habrá que ir pensando en ponerle una querella, Araceli. Un abrazo.

Me alegro que te guste esta cerilla, Rosana. Y enhorabuena por los móviles. Ala, a llamar como una loca, jejeje.

Muchas gracias, Esteban. Le estoy pillando el gusto (que no el "tranquillo") a esto de las cerillas en 10 palabras. Me alegro, pues, que os gusten. Abrazos internacionales.

Como no te hagas antólogo, Pablo, creo que se quedará ingrávido por aquí. Ya lo verás. Un abrazo.

Cualquiera de ellos puede acusarle, Manuel. O incluso todos a la vez. Un saludo y gracias por comentar.

Igual confiáis mucho en la providencia, Gin, con eso que decís de las antologías. Y viendo cómo lo trato, quizás no sea muy benevolente conmigo. Un abrazo.

Aunque no estaba demasiado convencido de dejar esa palabra, al final se quedó. Me alegra pues que funcione. Abrazos, Gabriel.

No sé por qué, Baizabal, creo que los micros (salvo contadas ocasiones en las que el micro mismo exige otro tiempo verbal) funcionan mejor en presente. Le daré más vueltas al asunto. Un abrazo.

Ay, menuda pregunta lanzáis todos... ¿quién le juzgaría?No sé, pero creo que fiscales no le iban a faltar. Un abrazo, Miguel.

Pablo Gonz dijo...

Confía, Víctor. Un día me escribirás un mail para contármelo. Yo lo sé.
Abrazos,
PABLO GONZ

carlos de la parra dijo...

De ser así, se defiende como un Dios.¿O será éste el Dios menor al que Borges atribuye la creación de nuestro presente universo?

Víctor dijo...

Con frío, Pablo, con frío. Preparo ese mail y lo dejo en borrador. Un abrazo.

Podría ser que otro dios lo juzgase a él, Carlos. Es una opción. Un abrazo.