martes, 12 de abril de 2011

Virgo


Salud, excelente. Dinero, escaso y lejos de su alcance. Amor, hoy será un gran día, arriesgue. Me reiría de su nulo porcentaje de acierto, pero el furgón blindado del banco que me acaba de arrollar de camino a casa de mi novia, dispuesto a declararme, no me permite mover ni un músculo.



Microrrelato-Hiperbreve-Microrrelatos


14 comentarios:

Maite dijo...

Desde luego eso le pasa por confiar en el horóscopo, ya lo decía la propia palabra "arriesgue" y vaya si lo hizo, arriesgó tanto que no confió en su propio destino y sí en el que le marcó el periódico. Salud, fractura de craneo. Dinero, millones de euros sobre usted. Amor, hoy no se arriesgue. Eso era lo que estaba escrito para él hoy. ¿Podría haberlo evitado? Abrazos

Ainhoa dijo...

Es que el horóscopo tiene un sentido del humor un poco bestia.
Genial relato :)

Anita Dinamita dijo...

Me costó entenderlo a la primera por la unión del horóscopo y el narrador. Ahora sí lo entiendo, genial Víctor... tengo una amiga periodista que estuvo una temporada haciendo el horóscopo en el teletexto... así no hay quien se fíe.
abrazos

Ana Laura dijo...

Brillante, me ha encantado! Cortito y al pie, pero redondito redondito. Un gusto leerlo.

Voy a seguir vichando :)

Saludos!!!

Luisa Hurtado González dijo...

A mi, como a Anita, me costó entenderlo. Es como si me faltase un punto y aparte o algo así. Pero una vez comprendido.....bien, bien; lástima que no me veas la sonrisa.

No Comments dijo...

Los horóscopos... ¿pero hay alguien que se los crea? jajjaaja

Un saludo indio

David Figueroa dijo...

Humor negro del bueno!
Saludos.

Esteban Dublín dijo...

Yo creo en el Horóscopo. No en vano, me dio una alegría. Mañana en mi blog explico por qué.

Abrazos, Víctor.

Araceli Esteves dijo...

Ja, ja, ja, Victor. Si es que los que hacen los horoscopos tienen una mala leche...

Maribel dijo...

Bueno, al menos en el dinero acertó: lejos de su alcance. Le pasó por encima y se largó, jeje.

Un abrazo.

manuespada dijo...

Me encanta el título, me imagino que además iba a casa de su novia a perder el ídem. Hace unos 12 años tuve que escribir una sección de horóscopos en un programa, y lo más divertido era poner a parir el signo de la presentadora, que era muy supersticiosa y bastante mala gente. Era nuestra pequeña venganza. Se pasaba el día preocupada.

AGUS dijo...

Es cierto, estoy con Manu en el título. Sutil y con doble sentido. Me gusta la idea que el destino, sí o también, siempre se sale con la suya.

Abrazos.

Miguel dijo...

De nuevo una historia macabra ha hecho que esboce una sonrisa. Me parece que llevo un mal día.

Buen giro y una buena relación.

Saludos

Víctor dijo...

Quizás no haciendo caso del horóscopo lo hubiera acertado, Maite. Tu versión también tiene miga. Abrazos.

Gracias, Ahinoa. Un abrazo.

Yo también conozco a más de uno que ha trabajado haciendo horóscopos, Anita. Fiabilidad cero. Abrazos.

Gracias, Laura, y bienvenida a las Realidades para Lelos. Espero que hayas encontrado algo más de tu agrado. Un arazo y regresa cuando quieras.

Tienes razón, Luisa. Las frase no terminan de "sonar" bien. Lo repensaré. Un abrazo.

Indio: hay un montón de gente que cree en horóscopos. Y en quiromancia. Y en dioses. Y en totems... Un abrazo.

Gracias, David. Me alegra que te gustara. Un abrazo.

Ahora mismo voy a consultar por qué, Esteban. Y ojo con los horóscopos, que mienten mucho. Abrazos internacionales.

Ni te cuento, Araceli. Un abrazo.

Algo es algo, Maribel. Un abrazo y gracias por comentar.

Manu, lo del título no tenía más. Lo puse porque era el mío. Después caí en el doble sentido. Y lo de "putear" a alguin con el horóscopo... más de uno lo hace. Un abrazo y suerte con las presentaciones.

Te remito al comentario anterior para lo del título, Agus. Y sí, el destino acaba saliéndose con la suya. Un abrazo.

Gracias, Miguel. Conseguir una sonrisa me arranca una a mí. Un abrazo.