viernes, 22 de junio de 2012

Lapsus


No puedo quedarme collado: me gastas. Quiero hacer el humor contigo, que fallemos como animales. Y luego, si quieres, nos coseremos. Y  haremos un viejo, donde tú profieras. Jamás me iré de tu lodo, por muy mal que lo posemos. Veremos la tela de plasma, tarados en el sofá, enlozadas las monas. Dedicaré mi veda a hacerte feliz. Y tendremos un ojo, o dos, y procuraremos que cometan los mismos horrores que nosotros. No te quedes ahí pirada. Ven. Sógame. 

Microrrelato-Microficción-Hiperbreve-Microcuento

Este texto está inspirado en "Un desorden sustantivo", 
un relato de Mariano Zurdo que publicó en su blog 
hace un par de mesas y que me gastó mucho. 
Espero sepa perdonarme la osadía. 


19 comentarios:

Mar Horno dijo...

Sólo por lo que me he reído, me haría un nado en la lengua. Parece fácil pero es un texto muy difícil de redactar, está muy bien hilvanado, las palabras cuidadosamente escogidas para darnos un texto fresco, divertido, que nos hace pensar sobre la palabra equivocada y la palabra a la que hace referencia. Te ha quedado genial. Me ha encantado. Un abrazo.

CARO GARCÍA dijo...

¡Me encontró, Víctor! Y me mareó en la misma media en la primavera lectura.
¡Qué difícil parto para tí inscribirlo!
Un abrazo algo compungido, pero simple el mismo.

AGUS dijo...

La traba se te lengua, Víctor. Tranquilo, no único eres tú. Gustó me, sabes tú ya.

Abrazos.

Sergio Cossa dijo...

Al final, escribimos como se nos ocurre, los lectores igual nos entienden y hasta se ríen.
Como siempre digo, es más que fácil el oficio de escritor.

Un micro genial. Gracias.

BB dijo...

Me entancó,chomu, Victor

Susana Camps dijo...

Suscribo totalmente lo que dice Mar, parece sencillo pero está muy bien buscado, hilvanado con humor e ingenio. Ni rebuscado ni evidente. Me gusta mucho y lo comparto.
Abrazos

David Moreno (No Comments) dijo...

Ay que ver, a pesar de todo se entiende a la perfección. ¿Será que leemos lo que queremos?
Muy bueno Víctor.

Un saludo indio
Mitakuye oyasin

Paloma Hidalgo dijo...

Qué bueno para quitar las telarañas cerebrales. Genial.

Saludos

Miguelángel Flores dijo...

Un 10, si tuviera que puntuarlo, un diez. Me parece grande lo que has hecho. Me ha sorprendido mucho, Victor.Y he leído las los historias. La que se ve y la de detrás. La triste y la negra. O viceversa.
Un abrazo

Rosa dijo...

Jajajjaja me ha encantado!!!
Pero ¿Seguro que es un lapsus?

Besos desde el aire y comparto en fb.

rosy dijo...

JAJAJAJAJA

Me encantó leerte, qué humor más ingenuo, digo...ingenioso.
Enhorabuena.

Un Poco Rara dijo...

Muy bueno!
Me hizo acordar al cap. 68 de Rayuela.

Víctor dijo...

Muchas gracias por el comentario, Mar. La verdad es que me llevó un buen tiempo escoger las palabras, para que pudieran tener un nuevo significado sin perder el original. Me alegra que te guste. Un abrazo.

Gracias, Caro. Eso de la primavera lectura tiene su gracias. Un abrazo y gracias por comentar.

Explicarte a ti qué voy a, Agus. No sé si lo tuyo es del maestro Yoda o del tipo del anuncio del Colacao, pero gracia tiene su. Pares abrazos a.

Toda la razón tienes en eso, Sergio. Es curioso ver cómo sin decir algo se entienda lo que se quiere decir. Un abrazo.

Muchas gracias, América. Y yo que me alegro.

El resultado no sé, Susana, pero tienes razón, están las palabras muy rebuscadas. Gracias por compartirlo. Abrazos.

Leemos lo que queremos, sí, David, y entendemos lo que queremos, también. Un abrazo.

Buenísimo, Paloma, pero creo que se me quedó la araña dentro. Un abrazo.

Gracias, Miguelángel. La idea es de Mariano Zurdo (no te pierdas su micro en el enlace). Me gustó tanto esa idea que no pude reprimirme. Y sí, conserva las dos lecturas, por eso tiene su gracia. Abrazos.

No es un lapsus, Rosa, son muchos lapsus. Un abrazo.

Gracias Rosy, y -si no me equivoco- bienvenida a las Realidades para lelos. Regresa cuando quieras. Un saludo.

Tiene su pizca de glíglico, sí, Un Poco Rara, aunque guardando las diferencias. Un abrazo.

Martín Gardella dijo...

Muy bueno Víctor! Me gustó muchísimo, porque no se trata solo de hacer el ejercicio de cambiar las letras, sino que la historia tenga sentido. Lo lograste muy bien. Te felicito! Un abrazo internacional

Víctor dijo...

Gracias, Martín. Sí, traté que las dos historias (o versiones) tuvieran sentido. Otro abrazo internacional para ti.

Elysa dijo...

Sí, lo conseguistes con creces mantener la historia y u¡jugar con las palabras.

Besitos

Víctor dijo...

Hay que jugar con las palabras, Elysa, para eso las inventamos. Así, además, no dejamos nunca de ser niños. Un abrazo.

Gi dijo...

Me gustó el juego y el resultado. Me reí, eso fue lo que más gustó.
Beso

Víctor dijo...

Si conseguí arrancarte una sonrisa, Giselle, me doy por satisfecho. No te pierdas, sin embargo, el relato de Mariano Zurdo en el que me basé. Se llega desde el enlace, al pie del relato. Un abrazo.