lunes, 18 de junio de 2012

Saco roto


Me gasté hasta el último céntimo en la caja fuerte donde ahora encierro mi miseria.

Microrrelato-Microficción-Hiperbreve-Microcuento

14 comentarios:

AGUS dijo...

Contundente, directo. Allí permanecerá la miseria a buen recaudo, junto al miedo. Radiografía de nuestro tiempo.

Abrazos.

Ps: Mira que si llega a encerrarse él mismo...

Susana Camps dijo...

Diana en la realidad que nos toca vivir. El miedo tiene eso: deja un tremendo vacío (no sólo en las cajas fuertes).
Abrazos

Rosa dijo...

Previsor que era...Quizás algún día la llene.

Besos desde el aire

CARO GARCÍA dijo...

Parece una nueva versión de "Compulsivo", adaptada a la inseguridad de nuestros días, aunque en aquella cerilla, la miseria se iba ahorrando en pequeñas coutas. Acá el golpe es más duro, y encima hay más espacio para llenar.
Besos, Víctor. Y gracias por volver a deleitarme con los micros de esta sección.

Gi dijo...

Redondo. El micro, digo.
Saludos desde B.A.

Pedro Sánchez Negreira dijo...

Un hiperbreve que detalla la imagen de nuestra realidad económica.

Un saludo,

Laura dijo...

Gran nanorrelato. Invertimos en proteger lo que creímos era nuestro, y nos sentimos engañados : todo era de ellos. Nuestra miseria obviamente no es la de "los otros".

Un abrazo.

Pablo Gonz dijo...

Me funciona bien en su directa como metafórica pero adquiere significados diferentes: en el primer caso estaríamos hablando de un idiota. En el segundo de un idiota actual. Es diferente, es diferente.
Esto, digo yo, retrata a tantos de nosotros que da miedo.
Abracitos, nada más que abracitos,
P

Víctor dijo...

Más que radiografía de nuestro tiempo, Agus, autopsia de nuestro tiempo. Un abrazo y gracias por pasarte.

Sí, Susana, más o menos eso. El miedo produce vacío, o mejor, nos vacía. Abrazos.

Hombre precavido vale por dos, pero este hombre no vale nada, Rosa. Abrazos desde el suelo.

Cuando lo escribí, Caro, también pensé en los cerditos de "Compulsivo". Has analizado muy bien las diferencias entre una y otra. Por cierto, excelente memoria la tuya. Abrazos memoriosos.

Muchas gracias, Gi. Un placer verte por aquí. Abrazos desde la península.

Y no solo la económica, Pedro, que no solo por ahí iban los tiros, aunque quizás no hicieran diana. Abrazos.

Demasiado celo nos vuelve estúpidos, Laura. Privatizar las ganancias y nacionalizar las pérdidas. Un abrazo.

¿Es diferente? ¿Un idiota actual es más idiota que un idiota pasado? Me quedo con la duda. Y no te asustes, que solo es ficción. ¿Solo? Abrazos, Pablo.

Alejo Z. dijo...

Menos mal, sino con que más se quedaría...
Un abrazo.

Víctor dijo...

Por lo menos, Alejo, que tenga su miseria bien encerrada. Un saludo y gracias por pasarte por aquí.

CARO GARCÍA dijo...

Gracias Víctor, pero el mérito no es sólo de mi memoria, es que tus textos son memorables.
Entonces volvemos a lo mismo de siempre. ¿Qué existió primero? ¿El huevo o la gallina?
Besos.

Elysa dijo...

Si encierra su miseria quizás está evitando vivir con ella.

Besitos

Víctor dijo...

Pues visto así, Elysa, no es una mala manera de dejar de ser un mísero... Un abrazo.