jueves, 6 de diciembre de 2012

Obediencia


Antes de que vuelva papá tiene que estar todo en su lugar. El cuchillo, limpio y en su cajón. La fregona, escurrida y en el cuarto de la plancha. Mamá, pálida y quieta, en el suelo de la cocina. Y yo, acurrucado en mi cama simulando que duermo. Así, cuando todo esté oscuro y vuelva papá, como hace cada noche, cruzará la puerta de mi habitación, sin abrirla, y me besará en la frente, orgulloso de lo obediente que soy. Y después, por fin, podrán volver a abrazarse. 

Microrrelato-Microcuento-Microrrelatos-Hiperbreve-Microficción

Este microrrelato ha participado 
-sin éxito- 
en el Relatos en Cadena.

14 comentarios:

carmen dijo...

-Sin éxito-??, no:sin recompensa en las ondas, igual que el mío ;D
Pero no por eso tiene menos mérito -el tuyo, claro-. A mí me gusta muchísimo: has creado unas imágenes muy claras, que se suceden para ensamblar la historia al mismo tiempo que logras que el lector vaya asustándose como decimos por aquí "a los pocos".Todo un logro en tan poco espacio.
Disfruta pues, de tu éxito entre nosotr@s. Ese sí que lo has ganado.
Besos.
Vamos, que

paco kali dijo...

Entrar en la competición no es malo,
al revés, lo que importa es estar.
-ganar tiene que ser la hostia-.
tu relato es bueniiiiiiisimo y amigo,
eso no te lo puede dar ni quitar
ningún jurado.
Un abrazo, -levanta a la madre que
se va a resfriar-

Mónica Ortelli dijo...

Ah, la inocente voz muy bien lograda.
Buen micro, Víctor.
Abrazo

XAVIER BLANCO dijo...

Dios Victor¡¡¡que se venga esta criaturita con los huerfanitos de mi micro, y seguro que montan una S.A del crimen a domicilio conocida en todo el planeta. Pues eso, que buen intento, y que habrá que cambiar el registro. ¿lo mejor? nos quedan todavía muchas semanas, y estaremos, ya verás.
Un abarzo

Laura dijo...

No importa Víctor, no importa porque es un ¡¡buen micro!!. Me río con el mensaje anterior, de Xavier, y creo que pasaré ahora por su blog a ver de qué huerfanitas habla.

Yo intenté salirme del registro de niños y familia ¡pero ni por esas!, bueeeno, tampoco era para tirar cohetes... en cambio los otros CINCO ¡sí lo eran!, jajá...

Besos desde mis palabras, Víctor.

CARO GARCÍA dijo...

Terrible prueba tuvo que superar este niño (¿inocente?) para demostrar su obediencia.
Pero, a pesar de todo, él suena tranquilo y satisfecho. Conoce la recompensa por el esfuerzo: el beso de todas las noches, el abrazo de sus padres, la familia unida casi en su totalidad. Porque habrá otro encargo ¿no es cierto?
Me gustó, Víctor. Te felicito.
Que tus ganas no decaigan, que te veremos otra vez por el REC. No lo dudo.
Un beso desobediente.

Víctor dijo...

Eso de "sin éxito", Carmen, es una muletilla que suelo poner en los relatos no seleccionados en ReC. Aunque quizás debería cambiarla, soy un tipo de costumbres. Me alegra que te gustara. Un abrazo.

Gracias, Paco. Y a la madre, que la levante su marido, que para eso han muerto los dos. Abrazos y regresa cuando quieras.

Inocente, Mónica, pero solo hasta que se demuestre lo contrario. No creo que al juez le haga mucha gracias ese abrazo póstumo. Un saludo y gracias por pasarte.

No sé si habrá que cambiar de registro, Xavier, porque el de Elena tampoco es precisamente muy inocente, que digamos. Te confieso que después de dos semanas sin enviar micro al ReC me entró un poco de mono. Y sí, claro, habrá que poner en contacto a esos huerfanitos. Asesinos S.A. Abrazos y nos veremos en La Ventana. Fijo.

¿Cinco, Laura? Y yo que me pensaba que envío muchos cada semana... Nada, mujer, a seguir intentándolo. Luego paso a leer el tuyo. Abrazos.

Pues parece que tu comentario abre la puerta a una continuación macabra, Caro. Pero antes decaerán mis carnes que mis ganas, no te preocupes. Un abrazo.

Enmascarado dijo...

Eso de "sin éxito" lo dirás de guasa ¿no?
Tal vez no haya ganado, pero desde luego no deja indiferente. A pesar de que la frase nos ha dejado a todos casí repetidos, has logrado una macabra e inocente forma de que este crio reuna a sus padres. Podría ser del corte del ganador de Elena, pero es una pena que se pierdan estos que casi llegan.
Por mi parte, creo que es bastante meritorio.

Un abrazo.

Víctor dijo...

Guasa no, Enmascarado, costumbre, hábito, vicio... Muchas gracias por tu comentario. Creo que muchos hemos usado esa frase de un modo un poco macabro. Los niños tienen esas cosas, que dan un poco de miedo. Seguiremos intentándolo. Un abrazo.

David Moreno (No Comments) dijo...

Veo que nos hemos ido la mayoría por los niños y sus papás y mamás... vaya colección de micros "sin éxito" que tenemos por aquí y por allá... ayss

Un saludo indio
Mitakuye oyasin

Pedro Sánchez Negreira dijo...

Llevo un día que parecerá que tengo un troquel para colgar comentarios, pero, hoy, no puedo evitarlo.

Este micro -al igual que otros cuatro que he leído esta tarde- es una muestra de lo poco que nos hemos de fiar de las elecciones de los jurados. En mi humilde opinión, merecía haber competido el jueves.

Tiene la virtud de amalgamar la inocencia con el terror, el deseo con lo sobrenatural, la sonrisa del lector con su escalofrío.

Mis aplausos, Víctor.

Un abrazo,

Víctor dijo...

Pues sí, David, aparece un niño en la frase de inicio y todos tiramos a lo macabro. Con todos los ReChazados que tenemos podríamos llenar la enciclopedia británica. Y alguna otra. Un abrazo.

Yo no me quejaré del jurado, Pedro, ni mucho menos. No es una tarea fácil leer y valorar casi mil relatos cada semana. Y los seleccionados de esta semana estaban muy bien. Todo son gustos. Gracias por tu comentario, por supuesto, y me alegra que te gustara. Nada, que eso, la próxima semana más. Abrazos.

Rosy dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Miguelángel Flores dijo...

Esta también lo leí en su momento. Y también, el final me pareció un chaparrón. Tendrás buen material para los Despojos, supongo...