jueves, 22 de octubre de 2009

Adicta al fútbol


-->
Cuando retozo entre las sábanas de mi cama con mi amante, sólo los sábados o los domingos, aunque también algún día entre semana, me encanta escuchar los partidos de fútbol por la radio. Me excita. Me enciende como ninguna otra cosa. Oír esa voz ya tan conocida estremeciéndose en cada oportunidad, en cada remate, jadeando y celebrando los goles desde su puesto de comentarista en el estadio, mientras yo, tan lejos de él, consumo mi infidelidad, me pone a mil. Mi amante cree que se trata de una perversión inconfesable como cualquier otra, y no le da mayor importancia. Mejor así; no sé cómo reaccionaría si se enterase que el locutor es mi marido.

22 comentarios:

no comments dijo...

Plas plas plas
Magnífico!
No me esperaba el final y me he llevado una sorpresa tremenda...


Un saludo indio

Víctor dijo...

Hoy os dejo un texto más corto que el anterior, a ver si así consigo arrancaros más comentarios que con mi anterior y extensa entrada: "Funerales". Recordad que además de vuestros elogios (a veces exagerados o infundados) acepto y agradezco enormemente vuestras críticas negativas. Si os gusta un relato, decídmelo; pero -sobre todo- si no os gusta un cuento, decidme por qué, así puedo mejorar mis textos con vuestra ayuda.

Gracias anticipadas y un saludo a tod@s!

no comments dijo...

uy me adelante... perdón... me arrodillo...jeje

Y las críticas si son constructivas nos hacen mejorar, claro que sí.

De nuevo, un saludo indio

una más... dijo...

jajaja qué morbosaaaaa!
Me gustan estos giros en tus realidades para lelos, los finales que no se esperan, la sorpresa que por desgracia brilla por su ausencia en la otra realidad, lela también :P
Saludos!
(Quizás si el amante lo supiera, también añadiría otro punto " al acto " jajaj )

Claudia Sánchez dijo...

Sí, si, si! esta es una buena mini.
Me encantó! Igual puede acortarse más eh?
Beso,

Martín dijo...

Victor, me gustó mucho la idea y el inesperado final. Coincido con Claudia en que podría recortarse más, pero es cuestión de gustos. No puede negarse que es una gran historia. Felicitaciones. Saludos lelos!

dijo...

Sí noi, jo t'he enganxat abans d'acabar. "...esa voz ya tan conocida" m'ha remés, em sap greu, al marit. No sé pas com, perquè la idea és bona, però ella hauria de dissimular-ho més bé.
Una abraçada i gràcies per entretindre'ns!

Esteban Dublín dijo...

Víctor, en principio siento que la primera frase podría ser más clara. Creo que tienes un par de comas que cortan la oración y la espera del verbo (me encanta) pareciera eterna. Empezando por ahí, creo que el texto ganaría más de entrada.

Por otra parte, el cuento me parece muy divertido y el final, inmejorable.

eva-la-zarzamora dijo...

¿Un penalti?

Buen relato.

Bs

Un saxofonista en mi salón azul dijo...

Este me ha gustado y me ha hecho reír. Sí, estaba pensando qué sería, qué sería y al final, sí, claro, evidente.
pd: a Lady Jones también le gustan las críticas para poder tirar pa'lante y mejorar. Cuando tenga algo que decir lo dirá, un beso.
LADY JONES

Javier Ortiz dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Un paseante dijo...

Doble vuelta con tirabuzón: marido engañado por su esposa que engaña a su amante con la voz de su marido. Se ve que echa de menos esa pasión vocal a horas conyugales.
Redondo.

Javier Ortiz dijo...

Víctor, muy buena esta minificción. Sin embargo, ahora sí, sabiendo de tus vueltas de tuerca, después de haber leído los primeros renglones (y creyendo que la voz narrativa era masculina), regresé a releer, y caí en cuenta de que la voz narrativa era femenina, y también caí en cuenta del final que vendría.

Saludos lelos.

Víctor dijo...

Me alegra que te gustara, No Comments; y no hace falta que te disculpes: fui yo demasiado lento y te adelantaste.

Aunque resulte raro, Una más, muchas de estas casualidades o sorpresas se dan también en la realidad de cada día. Pero algunas mejor dejarlas en ficció, ¿no?

Evidentemente, Claudia, puede acortarse más, includo puede reducirse a una sola linea. Pero prefiero extenderme un poquito; me gustan más así de largos/cortos.

Me alegro Martín. Y coincido contigo en lo de acortar la historia: es cuestión de gustos.

Costa un munt sorprendre't, Ló. Veus molt sovint els ganxos que utilitzo per enfilar les històries i arrodonir-les. Clar, que a vegades són massa evidents. Ja t'enxamparé, ja...

Víctor dijo...

Quizás sí que podía mejorar el orden de la primera frase, Esteban. O su puntuación. Lo tendré en cuenta. La primera frase debe ser un anzuelo, y la mía puede que falle un poco. Gracias por la crítica y un saludo.

Penalti y expulsión, Eva, penalti y expulsión. ¿Se llamará Rafa Guerrero el marido?

Me alegra que te atrapen los textos, Lady Jones, y que te preguntes a medida que lees cuál será el desenlace. Sigo esperando a que Lady Jones "tenga algo que decir".

Lo viste bien, Paseante, doble vuelta con tirabuzón. Engaña al marido con el (cuerpo del) amante, y al amante con (la voz de) el marido. Cosas de la mala conciencia.

Espero sorprenderte la próxima vez, Javier. Aun así, me alegra que te gustara.

Xarat et col. dijo...

Pues contárselo a su amante sería el colmo de la morbosidad. Muy bueno y el relato y muy sorprendente. Saludos.

Posmoderna dijo...

ja! con este me robaste una carcajada.

saludos

Víctor dijo...

Sí, Xarat, o poner una pancarta en el estadio proclamándolo a los cuatro vientos. Un saludo y caricias a Mahatma.

No me denuncies por el robo, Posmoderna. Te la devolveré. Palabra.

LARA dijo...

Estoy deambulando por tu blog, y es un disfrute de verdad. Me gusta como escribes y en particular este post, merece un aplauso.
Saludos!!!

Víctor dijo...

Gracias, Lara, y bienvenida. Sigue con tu paseo, a ver si encuentras otros que te agraden. Supongo que sí los encontrarás, porque éste no es de los mejores. Un saludo, y regresa cuando quieras.

Miguel dijo...

Una combinación explosiva: sexo furtivo con futbol.
Una abrazo

Miguel

Víctor dijo...

Para que luego digan que a las mujeres no les gusta el futbol.

Un saludo, Miguel.