lunes, 14 de febrero de 2011

Compulsivo


Hoy es 14 de febrero, así que, como era de esperar, en la cerilla de hoy no habrá ni enamorados, ni corazones ni sanvalentines. Rasquen la cabeza fosfórica en la banda rugosa y observen.



Compulsivo



Rompo el cerdito medio vacío, recojo las monedas y me marcho a toda prisa a comprar otro cerdito.




Microrrelato-Hiperbreve-Microrrelatos

15 comentarios:

Patricia dijo...

Tu personaje es un enfermo siquiátrico, el punto, según mi opinión es, la sociedad es una enferma siquiátrica?

Tristemente luminosa esta cerilla.
Un abrazo

Anita Dinamita dijo...

A menudo pasan estas cosas en la sociedad de la obsolescencia programada.
Un abrazo que no se gasta

AGUS dijo...

Una cerilla que nunca se apaga, Víctor. Perfecta y demoledora. Aplausos.

Abrazos.

No Comments dijo...

Cerilla con mecha bien crítica. Me gustó.
Un saludo indio

Pedro Alonso dijo...

Una inspirada descripción del círculo vicioso del consumismo desaforado y compulsivo, que trata de llenar vacíos existenciales con objetos materiales. Un saludo.

Javier Alfaro Martínez dijo...

Una eterna y psicótica cerilla.

Excelente, Víctor.

MAK dijo...

Eso es todo... a veces.

Saludos.

manuespada dijo...

Un bucle psicopático eterno, como el mismo infierno. Muy bueno y angustioso, Víctor. Un abrazo.

Víctor dijo...

Microcosmos y macrocosmos, Patricia. Y sí, tristemente luminosa. Un abrazo.

Obsolescencia... Me gusta esa palabra, Anita. Un abrazo.

Gracias, Agus. Aunque debo decirte que esta cerilla no es -ni de lejos- de mis favoritas. Abrazos.

Gracias, David. Un abrazo.

Joder, Pedro, menuda descripción de la cerilla. No sé si quise decir tanto... Un abrazo.

Gracias, Javier. Un abrazo y regresa cuando quieras.

Eso parece, Mak. Un abrazo y gracias por el comentario.

Gracias, Manu. Se agradece tu opinión. Un fuerte abrazo.

Maite dijo...

Esta sociedad nos está volviendo a todos obsesivos compulsivos de lo material, sin darnos cuenta del círculo vicioso en el que vamos cayendo y que para poco sirve. Esta es una cerilla que arroja algo de luz sobre muchas reflexiones. Además, está perfectamente construída.

Pablo Gonz dijo...

Excelente metáfora de la actual cosmovisión humana, Víctor. Me gustó mucho.
Abrazos fuertes,
PABLO GONZ

Araceli Esteves dijo...

¿Qué hacemos con el sueño cuando se realiza? ¿Dónde ponemos la ilusión cuando tenemos el objeto del deseo?

Torcuato dijo...

Llegará un momento que lo que compré sea un...cerdote.
Un abrazo.

Baizabal dijo...

Valdría la pena ahorrar para comprar muchos cerditos.

Me gusta, pero creo que el título podría enmascararse un poco más, para que no esté tan "peladito y en la boca"

abrazos

Víctor dijo...

Sin la reflexión que hiciste, Maite, mi cerilla no hubiera iluminado demasiado. Un abrazo.

Gracias, Pablo. Me alegra que te gustara. Un fuerte abrazo.

Lo siento, Araceli, no tengo respuestas para eso. Ya me gustaría... Pese a todo, un abrazo.

Sí, Torcuato, y lo romperá para comprarse otro nuevo, que volverá a romper para... Un abrazo.

Muchas gracias por la crítica al título, David. Tienes toda la razón. Tendré que hilar más fino. Un abrazo y muy agradecido por el apunte.