viernes, 23 de diciembre de 2011

Negación


Cierto día, internet dejó de existir. Así, de repente. Los usuarios, sin embargo, se negaron a aceptar la realidad y siguieron haciendo como si nada, enviando correos electrónicos, consultando la prensa digital, buscando información en la red, descargando música y películas, o leyendo textos en este blog.


11 comentarios:

Luisa Hurtado González dijo...

Si y no, hubo cosas que siguieron haciendo: enviarse correos, descargarse cosas pero... otras cosas se pararon: tu blog, el mío y la prensa digital.
Quiero creer que ver la misma programación en algunas pantallas acabaría por aburrirles y quizás, les hiciese volver a zambullirse en la realidad, la de ahí fuera.
Título: Cuento navideño de las navidades pasadas y futuras.


Feliz Navidad, Luisa.

enmalestado dijo...

Solo pensarlo se me han puesto los pelos como escarpias! Sin internet, madre, que mal lo íbamos a pasar algunos! Buena reflexión.

Maite dijo...

Esto me hace pensar que nada cambia, tan solo se modifica. Abrazos, Víctor.

Neogeminis dijo...

Es la voluntad la que supera los escollos!

Saludos prenavideños!

Rosa dijo...

Espero que no, jeje...
Te deseo unos días llenos de besos y risas, muchas risas...

Besos desde el aire

CDG dijo...

Internet hace tiempo que dejó de existir. Algún día sabremos que esto lo leemos y lo escribrimos por serñales de humo.
Y los ordenadores somos nosotros.
No sé si me explico. O si me explican.
Vuelvo a mi cueva, pongo el sello y me envío.
Saludos.

Elysa dijo...

Primero ataque de nervios y después buscaríamos otras "perversiones"

Besitos

Javier Ortiz dijo...

Eso sí sería realidad virtual dentro de la realidad virtual. Divertidísimo micro.

Un saludo.

Víctor dijo...

Si me tengo que quedar con una de las opciones, Luisa, me quedo sin duda con internet. Un abrazo.

Ya te digo, Enmalestado, me quedé un par de días sin (por cambio de compañía) y no sabía qué hacer. Un abrazo.

Así, ¿todos somos energía, no, Maite? Un saludo.

La voluntad todo lo puede, Neogeminis. O todo lo intenta. Un abrazo.

Los mismos deseos para ti, Rosa. Abrazos desde el suelo.

Bienvenido a las Realidades para Lelos, CDG, y gracias por comentar. Sí, te explicas muy bien. O te explican muy bien, que para el caso, da lo mismo. Un abrazo.

Muy fácil lo arreglas tú, Elysa. Pero sí, habría que buscarse otras perversiones. Abrazos.

Me alegra que te gustara, Javier. Un abrazo.

bajoqueta dijo...

Quin mal rotllo! jajaja.


365 contes
Terra de llibres

Víctor dijo...

Va, Mònica, no t'espantis que és ficció. Per ara. Una abraçada i bon any!