sábado, 17 de diciembre de 2011

"Salir de la prostitución" en el "Manifiesto Azul 11"


El Colectivo Iletrados, asociación cultural creada en Murcia en 2004, ha publicado un nuevo número de su revista, el "Manifiesto Azul 11", en el que se incluye mi microrrelato titulado "Salir de la prostitución".



El "Manifiesto Azul 11" se presentó ayer, viernes día 16 de diciembre, en La Azotea, en un acto en el que algunos de sus autores leyeron sus poemas y microrrelatos, y que terminó con un breve concierto acústico a cargo de la cantautora francesa Amélie Bernal.


El fanzine se publica en papel, pero también puede descargarse en pdf haciendo click en la portada o leerse en su versión on-line de Scribd.


Versión on-line en Scribd
(pincha en la S de la esquina inferior izquierda
para agrandar)

7 comentarios:

No Comments dijo...

Enhorabuena por estas últimas publicaciones tuyas y decirte que en este Manifiesto Azul, compartimos número.

Un saludo indio

Juan Luis López Anaya dijo...

Enhorabuena! bajaremos la revista y disfrutaremos de ella.

Un abrazo!

Víctor dijo...

Gracias, David. La verdad es que hacía días que no aparecía en alguna de estas publicaciones digitales y me apetecía hacerlo. Ya vi que compartimos fanzine. Enhorabuena. A ver cuándo me llega uno de esos ejemplares en papel... Abrazos.

Gracias, Juan Luis. Échale un vistazo, creo que vale la pena. Un saludo y gracias por comentar.

Elysa dijo...

Enhorabuena, Victor.

¡Vaya manera de salir de la prostitución!

Besitos

Víctor dijo...

Gracias, Elysa. Intenta leer el relato en clave positiva, que también se deja. Un abrazo.

Xesc dijo...

Me quedé helado. Me da la impresión que a este paso el camionero necesitará una ampliación de cabina.
Intento leerlo en clave positiva pero mi mente me lleva a la trágico.
Me alegra saber que la tiene.
Saludos

Víctor dijo...

Bienvenido a las Realidades para Lelos, Xesc, y gracias por comentar. Intenté hacer este micro dejando las dos posibilidades abiertas. Una es la que todos habéis visto: la trágica. La segunda, la positiva, quizás más difícil de captar dada la sociedad malpensada en que vivimos, consiste en que el camionero sea un redentor de prostitutas y que se dedique a recogerlas en la carretera y darles una vida mejor. Y también escribe sus nombres en la cabina, por vanidad. ¿Cuela? Un abrazo y hasta la próxima.