jueves, 29 de diciembre de 2011

Pasado imperfecto


Antes de encender la luz, todavía bajo el marco de la puerta, me ha parecido ver un bulto escurriéndose entre la oscuridad del laboratorio, pero tras una rápida inspección, con la sala ya iluminada, todo parece en orden. Coloco el maletín -con las combinaciones ganadoras y la alianza de compromiso- en la máquina, a los pies, y me siento en ella. Introduzco las coordenadas temporales, le doy al interruptor y, esperanzado, cruzo los dedos para que todo se desarrolle con éxito. Al cabo de unos instantes, tras unos cuantos chispazos y chirridos, abro los ojos y advierto que la sala ha quedado a oscuras. No puedo verificar el resultado del experimento en el calendario de la pared, pero poco dura la incertidumbre, porque al instante se abre la puerta y una silueta que empuña un maletín se dibuja bajo el marco.



Este microrrelato ha participado -sin éxito-
en el XIX Premio Internacional de Relato Hiperbreve
Círculo Cultural Faroni
,
que ha sido declarado desierto.

15 comentarios:

manuespada dijo...

El Faroni es el concurso más duro de pelar de microrrelatos de todos los que hay en el panorama concursístico del microrrelato en castellano. Es el más antiguo, y a mi parecer, el que más prestigio tiene, no ofrece un premio económico, y sin embargo, goza de enorme prestigio. La mayoría de los textos que lo han ganado a lo largo de su historia son excelentes. El hecho de que se haya declatado desierto demuestra su exigencia, y también quiere decir que ninguno hemos estado a la altura. Tu micro está muy bien, aunque en este concurso ya he visto micros con una estructura similar a la hora de jugar con el tiempo. Incluso recuerdo una polémica que hubo con uno de los ganadores, te dejo el enlace, es interesante. Creo que muchas veces recurrimos a recursos similares, ya que este género se presta mucho a jugar con el tiempo, a las intertextualidades con la Mitología, con referentes de cuentos clásicos, de terror, etc., y a veces nos pasan cosas como esta wue pasó en 2005 con "LÑa máquina del tiempo":
http://alfonsoruizdeaguirre.blogia.com/2005/010402--plagio-en-el-premio-faroni-de-hiperbreves-.php

Un abrazo, Víctor.

David Moreno (No Comments) dijo...

Buen micro, aunque quizá sea lo que dice Manu, que por otra parte no vienen mal concursos así de exigentes, para poner (nos) las pilas a todos.

Un saludo indio Víctor

Anita Dinamita dijo...

A mi me gusta mucho el relato, sin embargo me llama mucho la atención que siendo el relato de tema libre, se escriba tanto sobre máquinas de tiempo... ¿será un bucle temporal de este concurso?
Participar, Víctor, y creer en ti, y escribir relatos tan buenos, es lo que te hace grande.
Abrazos

AGUS dijo...

Me parece un buen texto, Víctor. Creo que está muy ajustado, y que funciona como un reloj. Quizá, la temática no es extremadamente original, pero me parece que tu micro ofrece nuevas perspectivas.

Abrazos.

Hank Moody dijo...

Este es el único concurso en el que he participado este año con “intención” de ganarlo, porque me parece el más duro y crítico de todos los que pululan por la red. No hace falta que te diga que no lo he conseguido, a pesar de haber enviado uno de los mejores micros —a mi entender— que he escrito nunca. Aun así, estoy contento de haber participado y espero con ilusión la convocatoria siguiente. Y seguro que tú serás un gran competidor al que batirse.

Rosa dijo...

Ami me ha gustado...
Besos desde el aire

Elysa dijo...

A mí me gusta, como temática no es muy original, pero el micro está muy bien construido y además es muy visual.

Besitos

Maribel dijo...

Feliz 2012. Un abrazo.

bajoqueta dijo...

Et llegirem igual amb premi o sense premi. A mi m'ha agradat :)


365 contes
Terra de llibres

R.A. dijo...

Estoy de acuerdo con el anterior comentario.

No sé cuántos textos habrán recibido y sé que es un premio donde ha imperado casi siempre el buen criterio (el ganador del año pasado no me gustó) pero a mí eso de "desierto"....últimamente está muy de moda y no estoy segura de que sea por exigencia, unas veces es por falta de pelas y en este caso que no hay dinero de por medio lo mismo ha sido falta de acuerdo entre el jurado o de tiempo que también.

Feliz 2012 !!!

Víctor dijo...

Mi intención, Manu, no era ganar ese concurso (que también) sino participar en él porque el "Quince líneas" de Faroni fue el primer libro de micros que cayó en mis manos, y uno de los grandes culpables de mi adicción a esto. O sea, que más que ganar, quería cerrar ese círculo. Cultural Faroni, en este caso. Y no sabía de esa polémica, pero viendo esto ya me imagino el poco éxito de mi micro. Un abrazo, Manu, y feliz dos mil doce.

Sí, David, quizás sea eso. De todos modos, que un concurso sea exigente es bueno. Muy bueno. Abrazos.

La verdad, Anita, es que había escrito ese micro hace ya algún tiempo y decidí enviarlo al Faroni, a ver qué tal. Y no sé si será un tópico, pero a mí me gusta el tema de "lo temporal", es bastante recurrente para mí. Y sí, a seguir participando, que para eso estamos. Abrazos.

Vaya, Agus, pues a ver cuándo te apuntas a ser jurado de concursos, y te lo envío. Un abrazo.

El próximo año volveré a participar, Hank, por los motivos que apunté a Manu. Y sí, yo también creo que es uno de los más complicados. Pero solo por eso ya vale la pena. Abrazos.

Me alegro mucho, Rosa. Un abrazo des de el suelo.

Lo mismo te digo a ti, Elysa. Me alegra que te gustara. Abrazos.

Feliz 2012 a ti también , Maribel, y muchos éxitos. Abrazos.

Així m'agrada, Mònica. I jo, amb o sense premi, continuaré escrivint igual. Una abraçada i bon any.

Pues no lo sé, Rosana, pero declarar desierto un premio es un acto de valentía. Si de verdad creen que ninguno se merece ganar, están en su pleno derecho a hacerlo. Cuando eres jurado de un premio (y en alguna ocasión me ha tocado serlo) te das cuenta de muchas cosas, Rosana. Y la más importante, quizás, sea que además de los ganadores y finalistas (que tienen cierta calidad) hay cientos, miles de textos que pese a ser breves no pueden considerarse microrrelato. Y eso, sin entrar en criterios literarios. Nada, que habrá que seguir intentándolo. Abrazos y buen año, Rosana.

R.A. dijo...

Sí en eso estoy de acuerdo claro. Pero últimamente se declaran premios desiertos por otros motivos. Yo entiendo que cuando llevas leídos muchos, muchos micros flojos o malos sin más, te desesperes, pero pueden quedarse buenos micros en el titntero. Y te lo dice alguien que por supuesto ha mandado truños de vez en cuando por prisas o poca gana.
Pero no me creo por ejemplo como en el caso de Paréntesis que de 2500 micros ni uno solo sea bueno. Al menos en Faroni podían haber dicho el número de micros recibidos y las causas de declararlo desierto (aunque sean obvias o nos vaya a dar igual para el caso).
Conozco al menos tres microrrelatos acohonantes que han participado en el Faroni (y no el mío que conste) así que no acabo de estar de acuerdo.
Y sobre todo cuando se declara desierto por cuestión de pelas me toca mucho las narices, pues no convoques nada y ya está (hablo ahora de Paréntesis).
En el foro sobre premios de la web Premios literarios.com hay muchos más casos de premios desiertos desde la crisis.
Abrazo

Víctor dijo...

Pues no sabía nada de eso del Paréntesis. Iba a participar, pero al final no me dio demasiado tiempo para preparar nada decente y lo dejé. O sea, que tampoco estuve al caso del fallo. Estoy de acuerdo contigo que en 2500 micros algo bueno debe de haber. Aunque tampoco creas que demasiados, ¿eh? Va, tú tranquila, Rosana: sigue participando en los que te interesen y sean serios (como el Wonderland, cuyo fallo estarà al caer, ¿no?) y listos. Ahora me paso por ese foro, a ver qué se cuece. Un abrazo, Rosana.

R.A. dijo...

No si a mí los premios, quiero decir ganar o perder no es el tema que me importe últimamente auqnue a nadie le amarga un dulce, mi cabreo es con la convocatoria de concursos cuando se sabe de antemano que no que se van a dar.

En lo de Wonderland no creo que tenga nada qué hacer, hay micros mucho mejores que el mío. Lo digo con sinceridad. Pero me lo he pasado bomba con los alterbombos y compartiendo final con conocidos blogueros.
Por cierto pásate mañana por mi blog, antes no mañanaaaaaa

Víctor dijo...

Sé por dónde vas, Rosana. Y también sé que a ti no hace falta que un jurado te diga que tus micros son buenos, porque es evidente.

Organizar un concurso (y más si hay premio, y más si ese premio es jugoso) es algo muy serio, y que implica mucho trabajo. Pero sí, a mí también me parece raro que entre tanto micro no haya ninguno potable, de calidad.

Y sobre el Wonderland... pues es una espinita que se me ha quedado clavada. No es que quisiera ganarlo (que también), pero me hacía mucha ilusión ser finalista, viendo que ese concurso sí tiene un buen nivel de exigencia. Nada, otra vez será. Y sí, hay muy buenos ahí, pero no pierdas la esperanza. Abrazos y paso por tu blog.