miércoles, 21 de marzo de 2012

Fauna postnuclar


Continuamos la semana del nanorrelato con un hiperbreve mitad kafkiano mitad publicitario. Porque hay anuncios que no mueren fácilmente. 


Fauna postnuclear

Nacen, crecen, se reproducen, se reproducen, se reproducen...




16 comentarios:

Rosa dijo...

Jajaja... A mi me parece un disco muyyyyyy rayado...

Besos desde el aire

Anita Dinamita dijo...

Qué miedo, espero que no seamos nosotros... lo que le faltaba al mundo.
Abrazos

Anita Dinamita dijo...

Tres intentos para demostrar que no soy un robot, definitivamente creo que sí lo soy :(

Maite dijo...

Me suena a los gremlims ¿se escribe así? Menuda fauna!!

Nicolás Jarque dijo...

Esperemos que se quede en ficción, pues el peligro nuclear está siempre latente.

Saludos.

Mar Horno dijo...

¿Mutación genética? Sea de ratas o de humanos, miedo da. Un abrazo.

Leo Dolengiewich dijo...

Excelente!

AGUS dijo...

Una cerilla eterna, periódica. Me haces pensar en quién sigue la cuenta.

Abrazos.

David Vivancos Allepuz dijo...

¿Humanos? Y yo pensando en cucarachas mutantes. No me entero de la misa la mitad...

Un abrazo cruento y ejemplar,

D.

Elysa dijo...

Esa triple repetición no suena bien, nada bien... Es inquietante.

Besitos

Víctor dijo...

Suerte que ya no estaremos ahí para comprobarlo, Rosa. O eso espero. Abrazos.

Yo creo que no somos nosotros, Anita, pero quien sabe. Y sí, desde hace días yo también empiezo a desconfiar de mi condición de humano. Hay que tener buena vista e intuición... Un abrazo sin petróleo.

A mí me suena más a Cucal, Maite, pero sí, menuda fauna. Un abrazo.

Que el botoncito rojo te escuche, Nicolás, que este mundo (y sus dirigentes, sobre todo) está muy mal. Un abrazo superviviente.

Yo solo pensaba en cucarachas, Mar, los únicos seres capaces de resistir el ataque nuclear. Otro abrazo para ti.

Gracias, Leo.

Pues yo no había pensado en eso, Agus, pero no sería de extrañar que aprendieran las cucarachas a leer y a hablar. Un abrazo.

Buen monaguillo, David. En eso pensaba yo, en cucarachas. Nacen, crecen, se reproducen... y ya no queda nadie para que las rocíe con Cucal. Abrazos.

Seguro que a Kafka, Elysa, le suena mejor esa repetición. Un abrazo.

manuespada dijo...

Muy bueno, Víctor, esta cerilla apela al conocimiento colectivo, esa información que todos damos por supuesta y que dice que solo sobrevivirían las cucarachas que no nombras, pero, ¿y se se tratara realmente de gamusinos? Inquietante.

Víctor dijo...

Pues de eso va la cosa, Manu, de confiar en los "conocimientos enciclopédicos" del lector para que recuerde el anuncio de Cucal y lo de las cucarachas immortales. ¿Gamusinos? Si no los encontré la noche que los busqué en el campamento, ya no los encontraré jamás... Abrazos.

Enmascarado dijo...

Uuf, espero algún día morirme plácidamente.
Todo eso me suena a la mutación causada por un reventón en la fábrica de Duracell
Inquieta un poquito, ¿no?
Saludos.

Rosana dijo...

Pues que me gustan tus nanos.
Y la verdad, más que algunos de los ganadores... jomío es lo que pienso...

Abrazo fractal

Víctor dijo...

Yo espero vivir plácidamente algún día, Enmascarado. Anda que no, le metiste también el conejito de duracell. Menudo plasta. El conejo, se entiende. Sí, inquieta. Abrazos.

Pues que me alegro, y no sabes cuánto, Rosana. Sí, a mí no me convencen algunos de los ganadores, pero reconozco que tiene que ser tarea de locos escoger 10 entre miles. No me gustaría estar en su lugar. Ahora te contesto, que mi memoria sí que es f(r)a(c)tal. Abrazos.