martes, 20 de marzo de 2012

Venganza


Me encantan, en la ficción, esas mujeres serviciales, abnegadas, atentas, solícitas, sacrificadas, que se desviven por sus maridos. Y que además, saben de paremiología y de aliteraciones.

Venganza

Sin recalentarla, sirve sonriente la sopa al marido infiel.


12 comentarios:

Adrián dijo...

Esa sopa lleva veneno.

Anita Dinamita dijo...

Muy buen juego de palabras!
Esa sonrisa lleva algo, a ver si le va a dar un soponcio al marido.
Abrazos

Enmascarado dijo...

Por qué será que se sirve en sopa fría, ¿para fastidiar? calentita...se debe disolver mejor el veneno.
Estubo bueno.
saludos.

Nicolás Jarque dijo...

No quiero imaginar el porqué de esa sonrisa.

Muy bueno.

Saludos.

Mar Horno dijo...

No le echo ni un hora de vida al marido. Un abrazo.

AGUS dijo...

Víctor, tú ves dando ideas, que ya verás. Esta noche ceno bocadillo.

Abrazos.

Rosa dijo...

Uyuyuyuyuyuuuuy, esa sonrisa!!!
Muy bueno.

Besos desde el aire

Víctor dijo...

No seas malpensado, Adrián. Quizás la venganza es servirla sosa, o fría... Quizás. Un abrazo.

La sonrisa lleva algo, Ana, sí. Pero la sopa también: el ingrediente sorpresa del plato. Un abrazo.

Mejor caliente con veneno que fría sin veneno, Enmascarado. En la temperatura está el secreto. Abrazos.

Gracias, Nicolás. Hay sonrisas que matan. Un abrazo.

Depende de lo que tarde en terminar la cena, Mar. Si hay fútbol en la tele, le doy hora y tres cuartos de vida. Abrazos.

Cuidadín, Agus, que el bocadillo también es un plato que se sirve frío. Que aproveche. Un abrazo.

Si hay que morir, Rosa, que sea con una sonrisa de la mujer amada. Abrazos.

David Vivancos Allepuz dijo...

Sin recalentarla, sonriente, sirve la sopa al marido infiel.

Por rizar el rizo. ¿Te gusta?

Un abrazo cruento ¡y ejemplar! para ti también,

D.

Víctor dijo...

Sí, me gusta, David, lo que pasa es que ahora que lo leo y releo de nuevo, tanto el tuyo como el mío, me parecen uno de esos ejemplos de aliteración que se enseñan en la escuela, como el mítico "suave susurro de las abejas"... Hoy me lío con el bufete de abogados. Ya te cuento. Abrazos.

Lola San dijo...

Creo que es la manera de decirle, te he pillado...

Víctor dijo...

Sí, és la millor manera, Lola. Ara ja saps què fer amb l'Extra si es passa un pèl... Què, pillant-li el gustet a ser una blogaire, no? Cuidadín, que és molt addictiu. Petonets i abraçades.