viernes, 23 de agosto de 2013

Pronominalización


Para evitar el arco iris matutino de mis pies decidiste vaciar el cajón compartido de la mesita y llenarlo solo con calcetines blancos unisex. Conseguiste tu objetivo, pero ese día dejamos de ser tú y yo y nos convertimos en nosotros. Al principio, vivir en primera persona del plural fue divertido: nos quedábamos con hambre en restaurantes con recogemigas de plata, visitábamos exposiciones que no entendíamos, paseábamos con sueño las mañanas de domingo y sonreíamos en las fotos de las bodas de nuestros amigos. Pero el tiempo y el roce han ido desgastando el algodón y por mucho que lo intentamos las puntadas siempre se nos clavan en los dedos y los agujeros de los talones no terminan de quedar bien zurcidos. Por eso hoy he salido a la calle descalzo. Para que pueda regresar a tu singularidad y tú a la mía.


Este microrrelato participa 
del blog Escribe fino 
de Fernando Vicente


8 comentarios:

Rosa dijo...

Plas, plas, plas...

Besos desde el aire

Anita Dinamita dijo...

Me ha encantado, Víctor, sobre todo la parte del desgaste.
Me gustan tus viernes creativos.
Abrazo despierto de sueños

yolandamunozmartinez dijo...

Muy buena metáfora.

Saludos

Clide Gremiger dijo...

En singular, en sigular!!!, que la media naranja se pudre!!!

Tramos Romero dijo...

Muy bueno Victor, de un par uno se desgasta más o se estropea antes o...

Besos y muchos ♥♥♥

Lucas Fulgi dijo...

Buenísimo, Victor. Me encantó todo el relato, y el juego del final.

saludos

Pedro Sánchez Negreira dijo...

Pues aquí dejo yo mis aplausos para esta pieza, Víctor. Me sumo, así, a los elogios que preceden a mi comentario.

Eso sí, no me quiero marchar si destacar el título. Formidable.

Un abrazo,

Víctor dijo...

Gracias, gracias, gracias, Rosa. Agradecimientos desde el suelo.

A mí también me gustan los viernes creativos. No sé por qué he tardado tanto a participar... Seguiremos desgastando neuronas como si fueran calcetines. Abrazos insomnes.

Bienvenida a las Realidades Para Lelos, Ylanda, y gracias por comentar. Puedes volver cuando quieras, las puertas están abiertas. Un saludo.

Hay que exprimir la medi naranja, Clide, hasta que saque todo el jugo. Un abrazo y gracias por comentar.

Sí, los pares se estropean antes. O eso parece. Un saludo, Tramos.

Me alegra que te gustara, Lucas. Un abrazo.

Si algún día aprendes catalán, Pedro, sabrás lo duro que es esto de la pronominalización. Tan o más duro que en el relato. Abrazos.