miércoles, 14 de agosto de 2013

Tentempié


Un fresón explosivo y repleto de jugo como tus labios. Un par de melocotones, suaves y vellosos como tus pómulos. Una pera de piel moteada, salpicada con tus lunares. Un par de cerezas del color de tus ojos después de llorar. Una frambuesa roja y tersa, como la yema que te hace ascender a la cumbre. Tres rodajas de piña sin la parte del centro, dura como tu corazón. Todo bien licuado. Mi primer desayuno sin ti.  


11 comentarios:

CARO GARCÍA dijo...

Entre tantos cortados, solos y licuados, sólo conseguirás aumentar de peso. No hay trago que te empape de amnesia, Víctor, aunque lo acompañes con magdalenas o las muy malditas te abandonen.
Es terrorífica esa costumbre de encontrar las ausencias entre los electrodomésticos, las frutas y los recuerdos.
Precioso micro. ¡Qué reiterativa estoy! Un beso en ayunas, para que no te escarbe esa falta.

David Moreno (No Comments) dijo...

Este quedó más ñoño Víctor, ¿no?

Un saludo indio
Mitakuye oyasin

Paco Kali dijo...

Jajaja, muy bueno, me gusta. Es original refrescante y muy . . . apetitoso.
Un fuerte abrazo.

Amando García Nuño dijo...

Ah, y el café, sin azúcar. Endulza con mentiras la realidad y encima, engorda.
Abrazos.

Víctor dijo...

Dejé de desayunar magdalenas, Caro, porque me sacio de recuerdos. Me decanto por el café solo. Las ausencias, como bien dices, están en todas partes. Un abrazo, Caro.

Sí, un pelín ñoño sí quedó, David. No sé, quizás esté en una época ñoña. Bagh, cuatro días y vuelvo a matar a los protagonistas, como siempre. Un saludo.

Muchas gracias, Paco. Espero que te sentara bien ese zumo mañanero. Un abrazo.

Yo el café no me lo quito ni muerto, Amando. Un abrazo, bienvenido a las Realidades Para Lelos y gracias por comentar.

Anita Dinamita dijo...

Jo, por fin consigo pasar por aquí a leerte. Yo, más que ñoño, siento como si ya te lo hubiera leído, muy tuyo, pero algo reiterativo en la forma. Creo que le puedes sacar más jugo a la macedonia. En todo caso, me resulta refrescante.
Voy a hacerme un zumo, a tu salud.
Besos

Víctor dijo...

Igual sí que me estoy repitiendo en los temas y las formas, Ana. Ya se me pasaré, supongo. Va por rachas, por épocas. Besos peninsulares.

Candela Rodríguez dijo...

Me gustan esos juegos de palabras:).

Besos.
Cande.

Víctor dijo...

Me alegra que te gusten, Candela. En este blog puedes encontrar algún juego verbal más. Ya me contarás. Un abrazo.

Lucas Fulgi dijo...

Todavía no puede olvidarla, que la ve en todo.

Víctor dijo...

Bienvinido a las Realidades Para Lelos, Lucas, y gracias por comentar. Las puertas están abiertas, regresa cuando quieras. Un abrazo.