martes, 23 de febrero de 2010

Pompas fúnebres


-->
Nacieron, brillantes y súbitas, de un soplo, pero justo antes de explotar comprendieron que desaparecerían para siempre, convertidas apenas en un leve recuerdo. Como el primer hombre. Como este texto.

22 comentarios:

Anónimo dijo...

Joer! Este micro es de los que me gustan un montón. Es que es como un frasquito de esencias: gota de surrelaismo, gotas de humor, gota de poesía, un poquito de tristeza de la buena y voila!.

Qué bonico(este lo muevas en concursos de hiperbreves).

Saludos anónimos ;)
R.A.

Martín dijo...

Brillante! Bien podría ser un discurso de un funeral a las brevísimas pompas. Gran final para un texto que espero no desaparezca jamás. Abrazo

Naida dijo...

BUE-Ní-SI-MO.
Todos nacemos para morir. Y sin embargo seguimos naciendo y muriendo.

Thrillerlife dijo...

La muerte es lo único que tenemos asegurado en esta vida.
Todo termina.
Genial

Salu2

Anónimo dijo...

Victor si Sergi está muy liado la cosa es sencilla. Copias el cuadradito ese donde pone finalista y luego pones el micro otra vez y encima o debajo o a un lado o como quieras pasteas el recuadro y ya está. Así figuras como finalista de la X y última(snif) edición del Diomedea.

Salut
R.A.

Isabel González dijo...

Me gusta desde la ·P del título hasta lo "o" del final. Estupendo, Victor. El micro se convierte casi en la definición del título, pero también en su historia, pero el final es ...fantástico. Es casi como la vida misma, una pompa hermosa que acaba fúnebre, con suerte, u recuerdo para alguien.

Petonets!

Isabel

manuespada dijo...

Veo que sigues por el camino de hacer literales las metáforas. ¿Te imaginas que no tuviésemos la capacidad de abstraermos? En ese plan: "Le comí la boca", y se quedó sin labios. Muy plástico tu relato, mucho.

manuespada dijo...

Perdona Víctor, te quería dejar un link con lo que quiero decir y se me ha pasado, aquí está:

http://manuespada.blogspot.com/2009/10/abstraccion-y-literalidad.html

Neogeminis dijo...

...son quizás las únicas pompas tristes que conozco, aunque breves...como todas !jejejeje...
las de jabón son una belleza. Siempre logran cautivarme con sus colores cambiantes.


Hasta cada rato!

Víctor dijo...

Me alegro de que te guste, Rosana. Y si quieres, perfúmate con él, jejeje. En cuanto blogger me deje (tengo serios problemas para editar una entrada, porque está como bloqueado y la informática y yo no nos llevamos demasiado bien) pongo el cuadradito, su enlace y lo que haga falta. Que no es por falta de ganas, es por imposibilidad. Un abrazo.

Gracias, Martín. Y que desaparezca o no, depende un poco de vosotros, los lectores. Un abrazo.

Me alegra volver a verte por aquí, Naida. Y másme alegra que te gustara el texto. Abrazos para ti y tus amigas del Umbral.

La muerte no es lo único que tenemos asegurado en esta vida, Thrillerlife: también tenemos asegurada la vida, ¿no? Un saludo.

Víctor dijo...

Gracias por el comentario, Isabel. Pillaste bien el sentido del texto. Convertirseen un recuerdo es la única esperanza. "Non omnis moriat", decían hace siglos. Una abraçada.

Tienes muchas razón en eso, Manu. Y los ejemplos de tu blog son buenos y claros. Como te dije allí, abusar de ese recurso puede llegar a ser contraproducente, por previsible. Un abrazo.

En realidad, Neogeminis, me inspiré en las pompas de jabón para escribir el micro. Los tres (pompas, el primer hombre y este texto) nacen de un soplo (de un Dios para crear el hombre, de un niño para crear la pompa, y de un adulto para crear un texto), y los tres acaban desapareciendo. Con un poco de suerte, alguno permanece en el recuerdo. Un saludo.

Jesus Esnaola dijo...

Enhorabuena por el Diomedea Víctor. Está fenomenal el relato en tu línea del juego con las palabras, con las ideas, con las sensaciones. Francamente bueno.
Abrazos
Jesus

No Comments dijo...

Me gustó y sólo una cosa mía, con lo bonitas que son las pompas de jabón, qué mal adjetivo es el de fúnebre cuando le acompañan. Ays

Un saludo indio

carlos de la parra dijo...

Esto de la muerte tiene más puntos de vista que un caleidoscopio.
Subyace en nuestros temores primales,y con el tiempo,al tratar un tema del cual ningún viviente tenemos la experiencia,lo vamos deformando en progresiva mitología.
Es posible que ésto influya en que intentemos dejar unas letras,un cuadro,una escultura o algún otro logro,por no ser olvidados.Y observando éste factor.a veces llego a pensar que lo sobrevaluamos.Que importan en realidad el olvido,o los lauros de la inmortalidad si como especie no hemos todos aprendido a convivir en paz.

Javier Ortiz dijo...

¡Excelente!

Víctor dijo...

Muchas gracias, Jesús. Debo reconocer que es uno de los relatos (míos) que más me gustan. Un saludo.

Sï, No Comments, el adjetivo no pega mucho, pero bueno, como todo, las pompas también están destinadas a morir y por tanto a ser un poco fúnebres. Un saludo.

Totalmente de acuerdo con tu reflexión, Carlos, aunque nuestra vanidad nos hace a veces que queramos sobrevivir por nuestras obras, sean éstas del tipo que sean. Y eso, en un planeta que está destinado a la extinción, no pasa de ser vanidad de vanidades. Un saludo.

Muchas gracias, Javier. Se agradece ese comentario. Un saludo.

Jesús Contreras dijo...

Hola, Víctor. Me gustó la idea, sobre todo el título: mezclar pompas y fúnebres es brillante. Pero esperaba algo más de este micro, y no es que desde el principio esperase algo, vaya.

Un saludo.

Víctor dijo...

¿Otra vez de paseo por mi blog, Jesús? Me alegra, sí señor. Normal que esperases más: llevo unos días liado y sólo tengo tiempo para escribir historias mínimas como ésta. Bueno, algo es algo. Un saludo.

bajoqueta dijo...

Poc temps tens eh? jajaja. Curtet i contundent :)

Víctor dijo...

Doncs, sí, Mònica, poquet poquet. Però bé, me'n sobra per poder fer textos mínims com aquests. Gràcies per comenatr i per passejar-te sense pressa pel bloc. Una abraçada.

Miguel dijo...

Todo lo que nace esta destinado a morir sean pompas, sueños, textos o vidas.

Muy bien conseguido Víctor.

Saludossssssssss!!!!!!!

Víctor dijo...

Muchas gracias, Miguel. Me alegra que te gustara. Un saludo y gracias por darte este largo paseo por el blog.