jueves, 31 de enero de 2013

Costumbres


Diez años después ella le susurró, por favor, sea breve, y él la cosió a puñaladas. Gracias, dijo, y se marchó, pálida y renqueante. Humillado de nuevo, se dispuso a esperar otra década. Ella también.

Microrrelatos-Microrrelato-Hiperbreve-Microcuento

Este hiperbreve ha participado
 -sin éxito- 
cuya ganadora ha sido 
Isabel Wagemann.


5 comentarios:

Anita Dinamita dijo...

Me gusta mucho esta escena surrealista y la imagen de la mujer pálida y renqueante. Yo diría que has escrito un micro de los que crecen cuando lo lees.
Ganar... éxito... ¿eso para qué sirve?
Un abrazo

Amando García Nuño dijo...

Como algunos micros de impecable factura, éste tiene diversos niveles de lectura, y todos te atrapan. Eso le hace más inquietante aún.
Abrazos.

Pedro Sánchez Negreira dijo...

No he leído aún el micro ganador, Víctor, pero este tuyo me parece muy bueno, sí señor.

Un abrazo.

David Moreno (No Comments) dijo...

La fuerza de tu micro reside creo en ese "Ella también".
Otra vez será Víctor. Voy a ver si leo al ganador.

Un saludo indio
Mitakuye oyasin

Víctor dijo...

Gracias, Ana. Lo leeré dos o tres mil veces, a ver si acaba saliendo un novelón. O una trilogía, quién sabe. ¿Para qué sirve ganar? Para que te envíen los dos ejemplares de Por favor sea breve, que no son poco. Otro abrazo para ti.

Bienvenido a las Realidades Para Lelos, Amando, y gracias por comentar. Me alegra que te gustara el hiperbreve. Gracias, un saludo, y vuelve cuando quieras.

Muchas gracias, Pedro. Y el ganador y los finalistas, ¿qué te parecen? Un abrazo.

Pues sí, David, otra vez será. La verdad es que no había mucho margen de maniobra en este concurso, pero bueno, las distancias cortas son un reto. Y sí, en ese "ella también" reside la fuerza del hiperbreve, si es que tiene fuerza. Un saludo.