viernes, 19 de marzo de 2010

Apocalipsis

-->
Después de crear las tierras y las aguas, el sol y la luna, las plantas y los animales, el firmamento y la luz, las lluvias y los ríos, y ver que era bueno, se le ocurre crear al hombre y a la mujer. El séptimo día más que descansar, el tipo se quedó descansado.

10 comentarios:

dijo...

Ja li podien haver regalat un cub de Rubik, al tipo, i tenir-lo entretingut una estona... Punt positiu (i rialler).

Esteban Dublín dijo...

Daniel Frini la puso muy difícil con un relato similar. No sé si lo conoces, estimado Víctor, se llama Siseneg.

mariajesusparadela dijo...

Bueno.

Martín dijo...

Victor, espero que sepas disculparme, pero esta vez me cuesta un poco. Creo que entiendo la idea, pero no logro terminar de comprender la frase final. ¿Me estaré perdiendo algo? Un abrazo

Gotzon dijo...

Martín un dicho popular dice así:

"La madre que te parió... que descansada se quedó".

Supongo que de ahí surge la última frase.

(por cierto Victor, una idea similar envié al concurso "Por favor sea breve") ya la leerás a su tiempo.

DANIEL SÁNCHEZ BONET dijo...

creo que no es tan bueno como otros, pero está bien. Sobre todo me gustó la estructura y bueno siempre es sugerente tratar temas bíblicos.

7.5

marialuisa dijo...

me gustó, tuvo que quedarse descansado el pobre, si :D

saludos

Víctor dijo...

Doncs sí, Lo, o això o descansar també els dissabtes (sisè dia) com és de llei. Bé, ja s'ho farà. Una abraçada.

Esteban: Daniel Frini no lo puso muy difícil con "Siseneg", lo puso casi imposible. Claro que lo conozco, ese realto, es de diez. Veo que no comentas este texto: eso es que no te gustó. Lo imaginaba. Un abrazo.

Así, Mariajesús, sin más. Saludo.

Supongo que el comentario posterior al tuyo, de Gotzon, te responde la pregunta. De hecho, Martín, no hay que buscar los tres pies al gato con este texto, porque sólo es una pequeña reflexión irónica. No tiene segundas lecturas o interpretaciones. O por lo menos no pretendía que las tuviera. Es la típica queja contra la humanidad destructora, en este caso, culpa de dios por haberla creado. Un abrazo.

Víctor dijo...

Supones bien, Gotzon. Ui ui ui, que yo también he enviado alguna cosa que anda por ahí al Por favor. A ver si vamos a mandar el mismo texto sin saberlo. Aún queda mucho para saber el fallo del concurso. Un saludo.

Tienes razón, Daniel, no es tan bueno como otros. Cosas de la prisa y la autoimposición. En este caso, el tema bíblico es simple adorno, no parte importante del relato/reflexión. Un saludo.

Ya ves si se quedó descansado el pobre. Y encima para que (casi) nadie crea en él, a estas alturas. Un saludo Marialuisa.

Martín dijo...

Víctor, es cierto, el comentario de Gotzon fue muy aclaratorio. Creo que mi dificultad parte de que no conocía el dicho, que en Argentina no se usa. He aprendido algo nuevo... Y si, tu relato está bien. Un abrazo